Una fotografía del Presidente argentino Alberto Fernández junto a la primera dama Fabiola Yáñez y otras nueve personas en la Quinta de Olivos el pasado 14 de julio de 2020, en momentos en que el país vecino de encontraba en cuarentena estricta, provocó una nueva polémica en la Casa Rosada a menos de un mes de las elecciones primarias PASO.

La imagen fue revelada por el medio trasandino La Nación y se da en el contexto del cumpleaños de Yáñez -donde asistieron asesores y amigos de la primera dama- sin respetar los protocolos Covid-19 como el uso de mascarilla o mantener la distancia social. Los invitados llegaron a las 21.30 de ese día y se fueron a las 1.47 horas del día siguiente.

Esta no es la primera que se difunde una foto del encuentro. El año pasado fueron difundidas una serie de fotos del supuesto encuentro, pero desde el Ejecutivo negaron que fueran verdaderas y aseguraron que estaban “trucadas”. Sin embargo, el nuevo registro de la celebración revivió la polémica.

En una primera instancia la Casa Rosada evitó referirse a la imagen, pero está mañana el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, reconoció que la fotografía es real y que corresponde al cumpleaños del año pasado de la primera dama en la residencia presidencial.

“Se cometió un error, no debería haber pasado, estuvo mal”, admitió el funcionario de gobierno en conversación con Radio 10.

Juicio político

Luego de que se diera a conocer la imagen, desde la oposición no solo rechazaron este hecho sino que además anunciaron que tomarán medidas como presentar un pedido de juicio político contra Fernández.

El presidente de la coalición Juntos por el Cambio Mario Negri anunció que junto Cristian Ritondo (Propuesta Republicana) auspiciarán la iniciativa.

Para que la solicitud de juicio político prospere son necesarios dos tercios de los votos a favor, es decir, el respaldo de 172 diputados, sin embargo, solo 137 son miembros de la oposición. En caso, de que la moción avance también serían necesarios dos tercios (48 senadores), número que también sería improbable de conseguir.

Ayer la mesa general del bloque opositor emitió un comunicado repudiando lo ocurrido. “Mientras los argentinos que no cumplían con el aislamiento social y obligatorio eran perseguidos y sometidos a consecuencias de carácter penal, el Presidente participaba de festejos y encuentros sociales en la Residencial Presidencial de Olivos violando los decretos de necesidad y urgencia dispuestos por el mismo Poder Ejecutivo que él encabeza”, señalaron.

/psg