Los regalos de Navidad adquirieron una nueva dimensión para los empleados de una empresa inmobiliaria en Maryland, ya que los jefes otorgaron 10 millones de dólares a sus 128 empleados.

El presidente de St. John Properties, Lawrence Maykrantz, dijo que la compañía había alcanzado el objetivo principal de invertir en 20 millones de pies cuadrados en bienes raíces, duplicando la cantidad en 14 años.

Así que Maykrantz empresario, dueño y fundador de la empresa inmobiliaria St. John Properties, con sede en Baltimore, decidió repartir las ganancias de su negocio entre sus trabajadores.

/gap