El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MMT) dio a conocer esta jornada el segundo y último reglamento de la Ley de Convivencia Vial, para fomentar un desplazamiento seguro en la vía pública.

El documento –que fue sometido a una consulta ciudadana– establece que los ciclos, como bicicletas y scooter, deben tener un sistema de frenos, huinchas o placas retrorreflectantes, un aparato sonoro y focos de luz que deben permanecer encendidos desde media hora después de la puesta de sol hasta media hora antes de su salida, y usados cada vez que las condiciones de visibilidad lo requieran.

En el caso de los ocupantes de los ciclos, éstos deben circular con casco y vestimenta o elementos retrorreflectantes de ubicación a libre elección, pero que deberán ser siempre visibles por el frente y por detrás. Asimismo, quienes deseen transportar niños en su ciclo, deben contar con una silla o remolque que, al igual que el casco protector, cumplan con normas internacionales y que sean acreditados en el Centro de Control y Certificación Vehicular (3CV) del MTT.

Este nuevo reglamento –que se suma al que entró en vigencia en marzo– también regula el traslado de animales domésticos, los que pueden ser llevados siempre que no alteren la maniobrabilidad ni interfieran la visual del conductor. Además, es prioritario evitar el maltrato de la mascota o deterioro de su salud, por lo que el ciclista deberá tener dispositivos especiales, como canastos, sillas o remolques, y se debe asegurar a los animales con arneses o elementos apropiados que no les causen daño y que impidan que se suelte o caiga.

Respecto del transporte de carga, se debe realizar de forma que permita a la persona mantener siempre ambas manos sobre el manubrio.

/gap