A puertas de terminar el 2019, el último reporte de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) revela al menos 14 economías en América Latina crecerán por debajo de 1% este año lo que demostraría -en opinión de Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal- “un claro estancamiento y bajo crecimiento”.

De acuerdo al reporte del diario La República de Colombia:

Cepal proyecta que América Latina va a tener una reducción en su crecimiento pasando de 0.5% -proyecto hace unos meses- a 0.1% para el 2019.

“Las economías que más dinamismo muestran son Dominica, República Dominicana, Guyana y Panamá. América Central va a tener un crecimiento de 2.4%, El Caribe de 1.4% y América del Sur de -0.1%, entrando de nuevo a una tasa negativa. Ecuador, Haití, Nicaragua y Venezuela crecen negativamente”, explicó Bárcena.

Para la Cepal los resultados poco alentadores para América Latina no solo son un reflejo del descontento social que hoy vive la región, sino una consecuencia del actual panorama económico mundial, que obliga a los entes internacionales a recortar cada vez más las proyecciones de crecimiento.

En principio, se debe a los efectos de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. De hecho, este es el segundo de los tres signos que muestran la desaceleración económica según Bárcena.

“El gran motor del crecimiento mundial está en graves problemas, es la primera vez que es negativo desde la crisis financiera”, dijo. Mientras que en 2018 el crecimiento del comercio mundial (en volumen) fue de 3.4%, entre enero y septiembre de 2019 el mismo dato cayó 0.4%.

Los otros dos signos de desaceleración tienen que ver con una economía que crece a su menor tasa desde la crisis financiera y las vulnerabilidades financieras. Hay una ralentización pronunciada, entendiendo que China se desacelera de 6.6% a 6.1% en 2019 y continúa su senda de desaceleración a 5.8% para 2020 y la economía estadounidense sigue ese mismo camino. Aún cuando era uno de los países que presentaba un mayor expansión en los últimos años.

/gap