Firmino apareció para salvar al Liverpool. Los ‘Reds’ no encontraban el camino para el arco de Monterrey. Los minutos pasaban, los mexicanos cerraban sus líneas, esperando el momento preciso para el contragolpe.

Mohamed Salah utilizó su ingenio para llevarse a los jugadores mexicanos, sacar un centro rasante para que Firmino solo toque el balón y pueda desatar la fiesta de los Reds.

Monterrey cumplió a pie de la letra las ordenes de su entrenador. ase agrupó bien, trato que Mohamed Salah y Firmino no se puedan asociar. Presionó en el mediocampo para que Lallana Chamberlain no puedan manejar los hilos del ataque.

A los 11′ Keita anotó el primero, tras una asistencia de Salah. Sin embargo, la desconcentración defensiva de los Reds permitió a Funes Mori convertir el empate.

/Eduardo Méndez Garín