La Región Metropolitana y la zona centro sur podrían registrar una importante cantidad de precipitaciones durante los próximos días. A ello se le suman temperaturas bajo 0°C y vientos superiores a 20 km/h, es una trilogía que algunos meteorólogos han previsto como una “tormenta perfecta”.

Según la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) y algunos portales climáticos internacionales, la lluvia en la capital comenzaría este miércoles, y se extendería, con algunas intermitencias, hasta el lunes de la próxima semana. En otras ciudades como Rancagua o Valparaíso, las precipitaciones también serían por más de tres días.

El miércoles, la posibilidad de lluvia en la capital asciende a 80%, aunque se esperan solo 2,7 mm. El jueves la probabilidad sube a 90%, aunque también con escasos 2,3 mm. Durante ambas jornadas, a pesar de la lluvia, se espera nubosidad parcial. El fin de semana las proyecciones de precipitaciones en Santiago aumentan. El viernes hay 80% de opción de precipitaciones y 3,1 mm (cielos completamente nublados), mientras que el sábado un 90% y 6,4 mm de agua caída. Se trataría de la jornada con mayor cantidad de agua dentro de este evento climatológico.

Arnaldo Zúñiga, meteorólogo de la DMC, confirma que hacia la noche de este miércoles y parte de la mañana del jueves se esperan precipitaciones (débiles) desde la Región Metropolitana a la Región de O’ Higgins.

El domingo y lunes, se espera un 70% de posibilidades de agua con 3,2 mm y un 50%, respectivamente.

Raúl Cordero, climatólogo de la Universidad de Santiago, concuerda que aunque se esperan precipitaciones de unas pocas decenas de milímetro en los próximos días en Santiago, “podrían registrarse lluvias durante varios días consecutivos, lo que sería una buena noticia que desafortunadamente resulta cada vez menos frecuente”.

La última vez que tuvimos precipitaciones durante tres días consecutivos en Santiago fue en agosto de 2021, “mientras que última vez que llovió durante cuatro días consecutivos fue en julio de 2017. También en agosto, pero de 2015, tuvimos el último gran temporal en la zona central cuando cayeron durante una semana más de 100 mm”, explica Cordero.

Jorge Carrasco, académico de la Universidad de Magallanes (Umag) y doctor en Ciencias Atmosféricas, dice que las temperaturas bajo cero en la zona centro sur son provocadas por una masa de aire polar, fenómeno que se caracteriza por ser frío, con poca humedad y vientos. “Su ingreso desde el océano Pacífico hacia el continente está previsto para los próximos días, dejando bajas temperaturas al menos desde Chillán al sur principalmente, e incluso podría alcanzar hasta la Región de O’Higgins y parte de la Metropolitana”.

Zúñiga anticipa que para este martes, “queda un remanente de aire frío en la zona central del país, por lo que volveremos a vivir temperaturas mínimas bajas, con las temperaturas mínimas más bajas en lo que va del año, hacia el miércoles continuarán las bajas temperaturas en algunas zonas de la zona centro y sur, aunque se evidenciará un ligero ascenso”.

Temporales de antaño

Lejos están los días en que en un solo día podían caer más de 55 mm de lluvia en Santiago. “La última vez fue el de 3 de junio de 2002 (hace 20 años). Una de las consecuencias del cambio climático en la zona central es la baja, no solo en lluvias, sino en el número de días de lluvia. Si en los primeros días del año en Santiago solían haber nueve días de precipitaciones durante los cinco primeros meses del año, en 2022 llevamos solo tres”, añade Cordero.

Carrasco señala que su desplazamiento (de la masa de aire polar) es lento y se extenderá por varios días, “tras llegar al continente a la altura de la Región de Los Lagos desde donde se va moviendo hacia la zona centro producto de los vientos que provienen desde la zona más austral del país”.

¿Qué provoca este fenómeno? Zúñiga explica que “las bajas temperaturas se asocian a un sistema de alta presión con una masa de aire frío que se desplaza hacia Argentina. En el sector norte de este sistema de alta presión se desplazará una onda frontal que originará las precipitaciones débiles del miércoles y jueves. Por otra parte, el debilitamiento del anticiclón, permitirá que un nuevo sistema frontal más activo nos afecte el fin de semana con precipitaciones de importancia, y vientos principalmente en el sector costero de la zona central y centro sur de Chile”.

Junio marca el inicio del invierno meteorológico, “así que es normal que se presenten temperaturas bajo cero algunos pocos días. Sin embargo, contrario a la percepción que algunos tienen, el número de mañanas frías, o el número de días con temperaturas bajo cero, no se ha incrementado en los últimos años, ni en Santiago, ni en ningún punto del país”, establece el climatólogo de la Usach.

/psg