Un sondeo realizado por la Multigremial Nacional consideró la opinión de 2.158 dirigentes gremiales y dueños de mipymes de todas las regiones y rubros, vía correo electrónico, WhatsApp y redes sociales. El resultado es que 90% de los gremios, pymes y emprendedores no está de acuerdo con el proyecto de ley que busca indultar a los detenidos y condenados en el contexto de las manifestaciones entre el 7 de octubre de 2019 y el 9 de diciembre de 2020.

Desde la instancia explican que la medición busca visibilizar a la mayoría de las pymes chilenas que se vieron afectadas por los desmanes que se vivieron el 18 octubre de 2019, y que aún siguen teniendo repercusiones en los emprendedores, sobre todo de quienes se encuentran alrededor de la Plaza Italia.

La encuesta mostró que 82% de los consultados considera que el proyecto de indulto podría generar un clima de polarización y violencia en el país.

La iniciativa fue ingresada en diciembre de 2020 en la Cámara Alta por los senadores Yasna Provoste (DC), Juan Ignacio Latorre (RD), Isabel Allende (PS), Adriana Muñoz (PPD) y Alejandro Navarro (PRO); y prevé perdonar más de 45 delitos: 30 de ellos de carácter grave, algunos penados con presidio perpetuo calificado, la condena máxima del sistema.

Según precisan desde la Multigremial Nacional, los sectores que principalmente respondieron el sondeo fueron servicios con un 20,8%; comercio con 9%; construcción con un 8%; y agricultura con el 6,1%.

“Creemos que los resultados de nuestra encuesta a más de 2.000 emprendedores son elocuentes. Casi el 90% de las pymes declaró no estar de acuerdo con el proyecto de ley que busca indultar a los detenidos del estallido, dejándole en claro al Senado que esta iniciativa es una burla para aquellos miles de pequeños locatarios que lo perdieron todo con los saqueos y destrozos que han ocurrido desde el 18-O”, asegura Juan Pablo Swett, presidente de la Multigremial Nacional.

Esto, ante los los efectos del estallido social que, relata el líder gremial, han sido devastadores para el mundo de los emprendedores, debido a que 100 mil empresas dejaron de facturar producto de la violencia desatada y 300 mil quedaron con riesgo de quebrar. Sumado a las restricciones sanitarias por los confinamientos, “que dejó en un crítico estado al comercio, turismo, gastronomía y hotelería, quienes han visto afectado su funcionamiento por la pandemia”, lamenta Swett.

El panorama es alarmante para los emprendedores que viven con el temor de revivir los incendios, los saqueos, las barricadas y los robos. Hechos violentos que desde aquel día arrasaron con todos sus negocios.

Francisca Fernández es comerciante en Plaza Italia, dirigente del gremio de pymes del sector y atiende en su negocio ‘Blasco Bar Restaurant’ el cual pudo volver a abrir en el año 2020. Relata que eran 150 los locales, entre farmacias, pymes, hoteles y cadenas de comida los que atendían antes del 18 de octubre de 2019, sin embargo, “hoy sólo quedamos puras pymes y somos 22 en vías de abrir, porque funcionando son solo 11”, aclara.

En consecuencia, Fernández se cuenta entre quienes dicen estar totalmente en desacuerdo con la ley de indulto que permitiría perdonar a quienes cometieron estos delitos. “Nosotros como gremio obviamente que estamos en desacuerdo con el indulto, y creemos que debe ser el Senado quien rechace esto y deje al Poder Judicial actuar, sin presiones políticas, sin presiones de parte de algunos políticos de izquierda”, indica.

Swett coincide con la comerciante: “Hemos manifestado anteriormente que de aprobarse este proyecto constituiría una burla para las casi 15 mil mipymes que fueron saqueadas y destruidas en todo Chile”. Además, tras los sucesos del 18 de octubre de 2021, cuando hubo nuevamente saqueos, barricadas y desmanes, Swett espera que ningún político vuelva a hablar de un “indulto a delincuentes”.

El rol del INDH

La encuesta analizó también el rol que tuvo el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) en los sucesos del 18-O: un 86,7% de los encuestados lo tildó de “muy malo o malo”; 6,3% los catalogó como “bueno o muy bueno”; y un 4,7% indicó que fue “neutro”.

Frente a estos datos, Juan Pablo Swett afirma que “cientos de locatarios y emprendedores en las zona cero resultaron con daño psicológico y físico, producto de la violencia, y es así como este resultado viene a ratificar que el INDH muchas veces parecía validar la violencia, preocupándose más de los manifestantes que de las reales víctimas”.

En tanto, 91,4% de los emprendedores consultados, declaró que las mipymes debían ser indemnizadas por los daños sufridos durante el denominado estallido social. Pero para el presidente de la Multigremial, “los sueños y años de trabajo no tienen precio”, porque “son miles los emprendedores que debieron bajar sus cortinas producto de la violencia”.

Según datos confirmados por la institución, en Valparaíso los pequeños comercios de la calle Condell fueron destruidos en un 40%, lo que significa pérdidas millonarias, “que nadie ha sido capaz de asumir y el despido de cientos de trabajadores”. Mientras que, en la zona cero de Santiago, las ventas cayeron en un 80% y más de 600 locales ya cerraron definitivamente.

Francisca Fernández lleva dos años siendo testigo de los saqueos, los incendios y las barricadas, que acompañan las manifestaciones en los alrededores de Plaza Italia, sobre todo los viernes cuando, dice, hay una inseguridad para abrir los locales. “Nos ha bajado totalmente el público, la gente ya no viene y los locales ni siquiera se están arrendando. Se ha perdido muchísimo el valor de éstas propiedades y en especial de nuestros negocios”, detalla.

La batalla en el Senado

El Presidente de la Multigremial Nacional asegura que la encuesta ya fue enviada por los gremios a los senadores correspondientes a su región, con el fin de que la voz de 2.000 emprendedores sea escuchada en el parlamento y así se rechace el proyecto de indulto.

El texto aún se mantiene en su primer trámite constitucional, aunque ya ha sido aprobada por ciertas comisiones, no obstante, el escenario se mantiene complejo por la cercanía de las elecciones presidenciales y parlamentarias, ya que son varios los senadores y diputados que buscan la reelección.

“Yo espero que esto tenga discusión inmediata y el Senado tenga la valentía de rechazarlo”, subraya Swett. Aunque, en su opinión, lo mas probable es que se retrase la discusión por conveniencia electoral, ya que un sector “teme perder votos por apoyar una iniciativa de esta naturaleza”.

“Aquí se cometieron muchos delitos y no pueden quedar impunes”, afirma Fernández. “Si tú vienes a hablar con cualquier emprendedor no te van a querer decir que están en desacuerdo con el indulto porque sino atacan sus edificios y sus negocios”, lamenta la comerciante y agrega que “no corresponde que estemos a esta altura después de dos años”.

A su vez, desde la asociación gremial emplazaron a los candidatos presidenciales a que transparenten su postura frente al tema, “especialmente a la Senadora Yasna Provoste, que propició este proyecto y al diputado Gabriel Boric que en su momento se abstuvo de votar la iniciativa que buscaba indemnizar a las mipymes que resultaron destruidas”, sentencia Juan Pablo Swett.

Agrega que si la senadora Yasna Provoste aboga por apoyar a las pymes en un futuro gobierno, debiera rechazar este proyecto “que solo divide y genera mayor polarización”. “Como senadora ella se debe a sus votantes y una inmensa mayoría de ciudadanos rechaza este indulto, por lo tanto, ella por sentido común debería restarse, sobre todo siendo candidata presidencial”, concluye.

Por Catalina Vila Parker para El Líbero

/psg