Una de las potencias europeas vio los peores registros de contagios en la emergencia sanitaria. El Instituto Robert Koch (RKI) de virología informó que Alemania contabilizó 33.949 positivos en la última jornada. Se trata de la mayor cifra de nuevos casos diarios desde el inicio de la pandemia.

El dato supera lo ocurrido el 18 de diciembre de 2020 cuando se identificaron 33.777 infecciones. Algunos expertos esperan medir si afectará el 1 de noviembre, pues cinco estados tuvieron día festivo. La cifra de personas fallecidas en el territorio alemán fue de 165 en las últimas veinticuatro horas.

El número de decesos se incrementó en los últimos siete días, cuando se observaron 126 muertes. La incidencia acumulada en la última semana llega a 154,5 contagios por cada 100.000 habitantes, sobre las 130,2 hace una semana. Alemania posee un número de casos activos de unos 247.800.

El ministro de salud Jens Spahn afirmó que Alemania enfrenta una “masiva” pandemia “de los no vacunados”. El titular del RKI, Lothar Wieler, dijo que el impacto de la cuarta ola es el que se temía y que la tasa de vacunación es insuficiente. La canciller en funciones Angela Merkel llamó a aplicar restricciones para los no vacunados.

Deutsche Welle indica que hasta el martes el 69,5 % de los habitantes de Alemania tenía una dosis de la vacuna contra el Covid-19. Y el 66,8 % de la población germana tiene la pauta completa de las inyecciones.

/gap