Un avance importante anunció Fiscalía en la investigación de la muerte del cabo segundo de Carabineros, David Florido Cisterna, quien fue baleado en la cabeza el pasado viernes 10 de junio, mientras realizaba un operativo policial en la comuna de Pedro Aguirre Cerda.

Según declaró el fiscal metropolitano sur, Héctor Barrios, ya se confirmó la identidad del presunto responsable del homicidio, pero aún no ha sido posible dar con su paradero.

.Esta información surge tras la denuncia de una madre que defendía la inocencia de su hijo, falsamente acusado en Twitter de ser el autor del crimen. Fue el propio persecutor el que descartó que se tratara de este menor de edad.

¿Qué se sabe del presunto homicida del cabo Florido?

Minutos previos a la ceremonia fúnebre del uniformado en la comuna de Quilpué, el fiscal confirmó que ya se está trabajando en dar con el paradero del sospechoso.

Según comunicó Barros, se trata de una persona chilena, de 24 años de edad: “cuenta con antecedentes penales e incluso ha estado cumpliendo pena en un recinto penitenciario”. La identidad del supuesto implicado se obtuvo mediante evidencia biológica.

Funeral del cabo David Florido en Quilpué.
Funeral del cabo David Florido en Quilpué.

“Hemos trabajado con mucho apoyo también de la comunidad y de las autoridades locales. Tenemos evidencia que dice relación con declaraciones de testigos presenciales de los hechos, civiles y policiales, pero también con evidencia biológica con la cual estamos trabajando. Ya tenemos resultado y tenemos match“, agregó.

Cabe mencionar que, una vez ocurrido el fatal episodio, Carabineros informó que el disparo había sido ejecutado por un sujeto que vestía un polerón blanco, pantalón blanco y zapatillas verdes. Huyó del lugar a bordo de un automóvil marca Ford y modelo Fusion, color negro y con vidrios polarizados, en dirección desconocida hasta ahora.

“Encubriendo al autor de un delito”

Ante la posibilidad de que el presunto autor del homicidio esté siendo resguardado por otras personas, el persecutor manifestó que “quienes le estén dando cobijo o ayudando a ocultarse, los vamos a perseguir penalmente si es que eso es necesario, porque están encubriendo al autor de un delito tan grande que todos conocemos”.

Junto con dar a conocer que ya se han realizado las diligencias necesarias para pedir la orden de detención, Barros concluyó que el arma utilizada para el homicidio del cabo Florido fue una de 9 milímetros.

/Gap