A pesar de que sus padres trabajan los niños de la Misión Vivienda de Hugo Chávez pasan hambre, por esa razón, salen a pedir a las calles del Estado Vargas, Venezuela. Estos niños también hicieron sus peticiones al Niño Jesús pensaron en ellos, sus familias y Venezuela.

La ilusión del niño Jesús, en muchos casos ha sido destruida por la crisis generada por el régimen de Maduro, sin embargo, muchos niños que aunque tienen una “vivienda digna” tienen que subsistir pidiendo en las calles.

Sin embargo, estos pequeños aunque no tienen los tres platos diarios en la mesa o no reciben regalos, ni viven con abundancia desean lo mejor para el país y sus habitantes.

 /GAP