La ministra Secretaria General de Gobierno, Camila Vallejo, reconoció este lunes el mal momento que atraviesa el Ejecutivo, luego de la polémica que generó la decisión del Presidente Gabriel Boric de decretar 13 indultos incluyendo a personas con amplio prontuario delictual y la baja en las encuestas que registró tras ese episodio.

Luego de conocer los datos de la última Cadem, en la cual la desaprobación del Mandatario subió 9 puntos, alcanzando un peak de 70%, mientras la aprobación cayó 3 puntos y llegó sólo a 27%, la vocera de La Moneda admitió que “es un momento bastante difícil para nosotros como Gobierno”.

“Creemos que las encuestas obviamente hay que mirarlas con atención, siempre lo hemos hecho. Y bueno, es parte también de la tarea de ser Gobierno estar para los momentos difíciles y no solamente para los momentos más positivos. Lo asumimos con responsabilidad”, agregó.

Asimismo, Vallejo apuntó a la serie de problemas que se registraron en el proceso de entrega de los beneficios y que terminaron con la renuncia de la ministra de Justicia, Marcela Ríos, y la del jefe de gabinete de Boric, Matías Meza Lopehandía, quienes dejaron su cargo este fin de semana.

Al respecto, la secretaria de Estado comentó que “esta desprolijidad que se cometió tuvo consecuencias, porque entendemos que en política cuando se cometen estas faltas o desprolijidades hay que asumir las responsabilidades políticas lo más rápido posible”.

“Lo que nos interesa evidentemente es poder enfrentar los desafíos que nos ha planteado la ciudadanía con mayor fuerza, con mayor responsabilidad, y en eso la agenda de seguridad va a ser un tema importantísimo y esperamos esta semana poder avanzar”, concluyó.

/psg