“Por el momento descartamos la extensión del estado de excepción constitucional hacia Los Ríos y Los Lagos”, fue la respuesta de la ministra del Interior, Izkia Siches, ante peticiones de parlamentarios y grupos de la sociedad civil que han pedido al gobierno ampliar la medida que hoy rige en La Araucanía y en las provincias de Arauco y Biobío -región de Biobío.

Aunque, en el Congreso Nacional y luego de aprobarse la prórroga de la herramienta constitucional, la secretaria de estado había manifestado que “mañana (hoy) vamos a evaluar junto a la ministra (de Defensa) los distintos hechos que han ocurrido en Los Ríos y Los Lagos. Vivimos en el estado de excepción pasado la extensión o este efecto globo con la migración de fenómenos de violencia hacia el sur del país. Obviamente con ello esperamos reforzar las medidas para no requerir extensiones en el territorio, pero lo vamos a evaluar en su mérito”

Diputados de oposición de la zona, como los UDI Gastón Von Mühlenbrock y Daniel Lilayu, y de Renovación Nacional, Bernardo Berger, han criticado basándose en los ataques incendiario que se han registrado en la última semana especialmente en Los Ríos -La Unión y Máfil.

Según dijo la propia ministra, han aumentado los hechos de violencia, pero no de manera significativa, por lo que los parlamentarios UDI mencionan que “no entendemos la decisión que adopta el Gobierno, y pareciera que no aprendieron nada del grave error que cometieron con la Macrozona Sur, donde esperaron más de dos meses para recién decretar la medida, cuando los atentados ya estaban desbordados”.

“Pareciera que la ministra va a esperar a que la Coordinadora Arauco-Malleco y las otras organizaciones terroristas se tomen las regiones de Los Ríos y Los Lagos para recién actuar”, agregan, mientras que su colega de RN preguntó: “¿Acaso la ministra espera que haya una persona fallecida para de una vez por todas se haga lo que hay que hacer?”.

“Me parece en extremo incomprensible que la ministra del Interior haga declaraciones tan alejadas de la realidad justo cuando estamos en medio de una seguidilla de hechos de violencia en nuestra región. No puedo creer que se relativice tanto la situación que afecta a nuestros agricultores y a las empresas madereras”, finalizó Berger.

Además, los parlamentarios gremialistas apuntaron como causantes de esta decisión a Apruebo Dignidad. “Si quieren evitar más atentados y muertes en la zona sur de nuestro país, tienen que dejar de escuchar al Partido Comunista y a buena parte del Frente Amplio, y utilizar todas las herramientas que el Estado de Derecho otorga”.

Y terminaron: “En materia de seguridad, el Gobierno no puede seguir actuando con el permanente temor de que sus mal llamados ‘socios’ no los apoyarán cuando decreten y soliciten la renovación de un Estado de Excepción”.

/psg