El acceso a internet nos ha abierto las puertas al mundo digital. Ahí se puede conseguir o hacer prácticamente cualquier cosa; amigos, seguir artistas, descubrir música, pedir comida a domicilio, comprar un chicle o hasta un automóvil.

Todas esas cosas se encuentran en plataformas como Youtube, Facebook, Twitter, Wikipedia, Uber, entre otras que aparecen en buscadores como Chrome, Edge, Safari o Firefox al estar indexadas a la Surface Web y cualquiera puede acceder a ellas.

Y aunque hay un gran número de información que a veces pudiera ser infinita, sólo representa una minúscula capa del internet, ya que hay otras páginas ocultas almacenadas en lo que se conoce como la Deep Web o Web Profunda.

Ni tan mala como la pintan

Si bien, ahí se pueden encontrar temas ilegales como pornografía infantil, videos de asesinatos, narcóticos, contratar a hackers y más, también hay otro tipo de información que no tiene una mínima relación con esta, como son las intranet de empresas en donde miles de trabajadores acceden diariamente.

“En ella podemos encontrar al igual que la Surface Web, miles de opciones de páginas sobre variedad de información que puede ser académica, bases de datos, toda aquella información que no quieras que esté visible desde la Surface Web se aloja en la Deep Web”, señaló para Infobae México Marisol Hernández Rojas, miembro de Womcy (Women in Cibersecurity) en México.

Dicho de otro modo, es posible que al leer esta nota cualquiera haya accedido a la Deep Web sin saberlo, pues incluso almacena más información que la Surface Web.

Si se preguntó cómo es posible, la respuesta es fácil. Anteriormente, se mencionó que sus plataformas no están indexadas, no obstante cuentan con un enlace y al tenerlo se puede entrar. Empresas bancarias, revistas académicas y más, pueden tener sus sitios alojados ahí para mantenerlos privados y que no aparezcan en búsquedas de Google, por ejemplo.

En la Deep Web hay venta de pasaportes o licencias apócrifas, no obstante, en algunos países como México hay sitios en donde se sabe que pueden ser conseguidos personalmente (Foto: Especial)

Lo que encontramos en la Deep Web

Para acceder a los sitios disponibles se requiere de un navegador Tor, pero además, acceder a la Hidden Wiki (u otra similar) con una galería de direcciones sobre los diferentes sitios que ahí se encuentran.

Si bien hay apartados sobre aspectos ilegales, también hay otros que tienen un estilo más académico. Por ejemplo, en la sección “Books” o libros, hay una serie de enlaces en donde se pueden descargar y leer textos de forma gratuita. Algunos de esos sitios son: Imperial Library of Trantor, Coomic Book Library o Libraries.

Lo anterior demuestra que, similar a la Surface, hay una gran variedad de tópicos y que no es tan mala como algunos youtubers o influencers han divulgado para generar polémica.

Dark Net

Ahora que se ha aclarado la “fama” que se ha hecho a la Deep Web, no es del todo cierta, cabe decir que hay otra capa dentro de ella conocida como Dark Net o Dark Web, en donde sí hay sitios en donde los expertos recomiendan no navegar.

La mayoría de los contenidos de la Dark Net son únicamente visibles a través de un pago con bitcoins (Foto: Especial)

“Digamos que la Dark Net es una pequeñísima porción de la Deep Web, donde aún es más difícil acceder, en la Dark Net es donde se encuentra alojado todas aquellas páginas en su mayoría relacionadas con contenido ilegal”, dijo Hernández Rojas.

Para acceder a estas también es necesario un directorio, puesto que no son visibles. Además, habiendo pasado todos los filtros, existe otro más. En estos sitios los contenidos no son gratuitos, pues para poder ver videos de violaciones o asesinatos se debe pagar una cuota en criptomonedas.

Gracias a que estas últimas tienen un sistema de finanzas descentralizado y cadena de bloques (Blockchain) son difíciles de rastrear, siendo ideales para adquirir en internet contenidos ilegales.

En conclusión, la Deep Web, aunque es el primer paso para llegar a la Dark Net, aloja contenido que no es completamente sombrío, ya que hay información que lejos está de la ilegalidad. Aunque, si se navega en ella con el morbo de llegar a la Dark Net, lo mejor es hacerlo con cuidado para no descargar algún software malicioso y contar con algunos bitcoins.

/psg