Asqueroso e inhumano. Faltan los calificativos para explicar el acto de una vocalista de una banda de metal neoyorquina, quien no tuvo complejos para orinar sobre la cara de un fanático durante un concierto en vivo.

El hecho ocurrió hace unos días en el Festival Welcome to Rockville en Florida, Estados Unidos, cuando la vocalista de Brass Against, Sophia Urista, manifestó sus ganas de ir al baño, pidiendo que un voluntario subiera al escenario para orinarle el rostro.

Lo llamativo fue que un hombre aceptó y se acostó en el piso, momento en que la mujer procedió a bajarse los pantalones y procedió a orinar ante los gritos de los fanáticos.

Tras el polémico acto, la banda se disculpó en redes sociales asegurando que la vocalista “se dejó llevar”. “Eso no es algo que el resto de nosotros esperábamos, y no es algo que volverás a ver en nuestros shows”, complementaron.

/psg