La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (Aces) no descartó convocar a un “boicot o impedimento” de la Prueba de Transición (PDT) para el ingreso a la educación superior, la que se aplicará durante los primeros días de enero de 2021.

La advertencia de la agrupación de estudiantes secundarios fue lanzada durante una toma de la sede metropolitana del Servicio Nacional de Menores (Sename), donde exigieron la libertad de las personas que siguen presas por diversos hechos ocurridos durante el estallido social.

Catalina Garay, vocera de la Aces, señaló en declaraciones consignadas por radio ADN que “hoy día la responsabilidad de si es que hay un boicot o si hay un impedimento para el rendimiento de esta prueba es solamente de ellos (las autoridades), porque ellos siguen manteniendo este sistema segregador”.

“Levantamos una demanda que lleva más de 14 años que es el fin de las pruebas estandarizadas, fin de la PSU, y este Gobierno insistió con que quiere seguir segregando a la población y a los estudiantes más precarios de este país y eligió seguir con el curso de la PDT, solamente quitándole 15 preguntas a una prueba estandarizada”, afirmó.

El posible boicot de la Prueba de Transición buscaría repetir lo ocurrido a inicios de este año, cuando en pleno estallido social la Aces llamó a realizar diversas acciones para impedir el normal desarrollo de la última PSU. Debido a esto, los estudiantes no pudieron rendir el examen de Historia.

/gap