Con la mirada puesta en las parlamentarias de este domingo estarán los distintos partidos políticos, comicios que para muchos personeros de oficialismo y oposición, serán incluso más relevantes que la primera vuelta presidencial. Es que son varios los factores en juego, donde muchos partidos apuestan a asegurar su supervivencia -al alcanzar el mínimo requerido por la ley-, mientras otros apelan a conseguir las mayorías necesarias en el Congreso para realizar los cambios que se requieren.

Para algunos será una elección inédita, pues debutarán por primera vez en las urnas. Otros pondrán a prueba su maquinaria electoral y buscarán mantener su condición de mayoría en sus respectivos bloques políticos. Así las cosas, las colectividades reconocen que no será una contienda fácil, ante la división de listas en los sectores de centroderecha y de centroizquierda, sumado al factor independientes, que fue clave en la Convención.

Considerando que muchas veces el candidato a La Moneda traspasa votos a los abanderados que compiten por llegar al Congreso, la incerteza de esa elección también condimenta un torneo electoral que no contará con varios parlamentarios en ejercicio que no pudieron ir a la reelección por la nueva ley que se los impide.

En definitiva, 1.256 personas compiten por los 155 cupos de la Cámara, 266 más que la elección pasada. En el caso de los senadores, serán 173 aspirantes, 41 más que en 2017.

Ante este escenario, los partidos despliegan sus últimos esfuerzos para apoyar a sus candidatos y hacen sus apuestas para lo serán estos comicios.

Chile Podemos Más

El pacto Chile Podemos Más -coalición que lleva a Sebastián Sichel como presidenciable-, está integrado por los cuatro partidos de Chile Vamos, sector en que reconocen preocupación ante el impacto de la competencia con el Partido Republicano. Algunos dirigentes creen que al ir en listas separadas, peligra el que el oficialismo alcance el tercio en la Cámara, pudiendo conseguir entre 50 a 70 diputados, a la vez que muchos cupos quedarían en manos de la izquierda. En el Senado, el panorama es más auspicioso, pues la tienda de José Antonio Kast solo compite en dos regiones.

En el caso de Renovación Nacional, el secretario general de RN, Diego Schalper, dijo a Emol que “yo confío en que el votante de la centroderecha va a entender que solo la concentración de los votos en una opción que realmente tenga posibilidades de ganar, nos va a permitir un Congreso para gobernar. Yo le hago un llamado a los electores de centroderecha a votar por aquellos que tienen posibilidades para ganar, porque necesitamos un Congreso equilibrado”.

En ese contexto, el también diputado comentó que en estas elecciones, RN “aspira a seguir siendo el partido ancla de la centroderecha y la fuerza política más importante de Chile Vamos”. Aquello se traduce, según cuentan al interior de la tienda, en la posibilidad de “doblar” el número de (14) convencionales que obtuvieron en mayo, llegando a los 28 diputados.

Al mismo tiempo que aspiran a que su comité de senadores crezca, llegando a tener entre cuatro y cinco nuevos senadores.

En la UDI, en cambio, la secretaria general, María José Hoffmann, manifestó que “nuestro objetivo es superar la votación de la Convención Constitucional, asumiendo que hubo un cambio de escenario político, que generó principiante el estallido social y el Plebiscito. La única duda es cuánto daño nos va a hacer ir en dos listas dentro de nuestro sector, no haber sido capaces de ir en unidad, tal y como la UDI lo propuso, no solamente en la Convención, sino que también en la parlamentaria”. Es que pese a los esfuerzos del gremialismo, no se logró llegar a un pacto parlamentario con Republicanos, cuyos efectos creen que se verán el domingo.

En el partido ven con más optimismo lo que ocurra en la senatorial, donde proyectan que tendrán un “muy buen resultado”, sobre todo en dos regiones estratégicas a las que sumarán representación del sector, como son la Coquimbo con Sergio Gahona y Magallanes con Sandra Amar. Mientras que en la Cámara, el panorama es más complejo y creen que deberían tener entre 18, 20 o 25 diputados, dependiendo del efecto de Republicanos.

“Producto de la división es posible que podamos repetir la votación del 2017, la UDI y como sector, pero el rendimiento electoral va a ser mucho más bajo, producto de la división y de las listas separadas. Es difícil predecir el escenario, por supuesto que nosotros apostamos a mantener, pero hay un riesgo muy grande que producto de la división, nuestro sector no alcance ni siquiera el tercio”, acotó la diputada Hoffmann.

Evópoli, en tanto, vivirá sus segundas parlamentarias desde que se conformaron como partido, ante ello la secretaria general, Luz Poblete, comentó que “necesitamos al menos cuatro parlamentarios como parte de lo que se nos exige para mantenernos como partido. Ese es como el piso mínimo, pero nuestras expectativas son mayores que eso, es tener al menos los seis diputado que tenemos hoy y poder aumentar en otros lugares a los ocho, siendo prudentes y realistas”.

En la tienda, creen tener posibilidades de sumar nuevos diputados en zonas como Antofagasta, Valparaíso, Aysén y Magallanes, y mantenerse en la Metropolitana en distritos como el 10 y el 11 y en La Araucanía, también.

Ante la senatorial, la dirigenta afirmó que “tenemos grandes candidatos, especialmente en la RM, en Biobío y una candidata en Los Ríos”, siendo la expectativa de la tienda, tener al menos un senador más e incluso sumar dos o tres nuevos representantes.

“Es la primera vez que nos vestimos de pantalón largo para una parlamentaria”, así aborda el timonel del PRI, Rodrigo Caramori, sus expectativas para el domingo, la primera elección de este tipo que le toca al mando de la tienda. Con ello, agregó que “la base de las actuales candidaturas a parlamentarios del PRI nace justamente del trabajo que se realizó para la municipal pasada, hoy por hoy contamos con concejales, alcaldes y cores. Estoy seguro, y no me cabe la menor duda, que vamos a llegar al Congreso con nuestras ideas de centro y regionalistas”, representación con la que hoy no cuentan.

En concreto, al interior del PRI aspiran a elegir entre tres a cuatro diputados, teniendo entre sus opciones las fichas puestas en Enrique Lee en Arica; Érica Paniagua en Tarapacá; Manuel Corrales en Atacama; junto a Paola Walker y César Castillo, en el distrito 9 de la Región Metropolitana; Hugo Ortiz de Filippi en Los Ríos y Paola Yáñez y César Cifuentes, ambos en Magallanes.

En el Senado esperan alcanzar al menos un escaño, donde creen tener grandes posibilidades con Pedro Velásquez en Coquimbo, aunque también tienen esperanzas en el desempeño de Juan José Arcos en Magallanes.

Frente Social Cristiano

El pacto del Frente Social Cristiano está conformado por el Partido Conservador Cristiano y el Partido Republicano, liderado por Kast. Es la primera elección parlamentaria a la que se someterá Republicanos, comicios ante los cuales su secretario general, Antonio Barchiesi, manifestó que en “la elección parlamentaria del 2017 no existía el Partido Republicano, nosotros hoy tenemos una bancada de tres diputados que se sumaron al proyecto en el camino, por eso creo que todo lo que signifique crecer sobre nuestra actual representación parlamentaria es un triunfo, es lo importante, a cuántos escaños no lo sé. Pero creo que vamos a tener un buen resultado y lo más importante es tener un Congreso para Kast”.

A juicio de Barchiesi, “por eso es importante que a Republicanos le vaya bien y también que entre el Frente Social Cristiano y Chile Vamos, podamos tener la mayoría en la Cámara de Diputados y el Senado, para poder sacar adelante tantos temas fundamentales”. Y si bien el dirigente evitó aventurar el número de diputados que esperan elegir, a fines de septiembre en el partido proyectaban, entre diez a doce diputados.

Frente a la elección de senadores, en Republicanos están convencidos de que el ex diputado Rojo Edwards, triunfará en la Región Metropolitana, a la vez que están haciendo todo lo posible por tener un senador más en la zona. Sumado esto, esperan que sus aliados del Partido Conservador Cristiano se queden con un cupo del Senado en el Biobío, donde compite la presidenta de dicha tienda, Antaris Varela.

Nuevo Pacto Social

En el bloque integrado por los partidos que fueron parte de la Concertación y la Nueva Mayoría realizan una optimista proyección respecto a la elección parlamentaria, en la cual, según sus cálculos, mantendrían los escaños de diputados que poseen hoy y en el Senado apuestan a ser la coalición más poderosa de centroizquierda.

“Quien llegue a La Moneda tendrá que tomar en cuenta nuestra fuerza en el Congreso para gobernar”, comentó a Emol un dirigente de la coalición, la cual retrata la expectativa que existe al respecto, pese a que su candidata presidencial, Yasna Provoste, no avanzaría a segunda vuelta según las últimas encuestas de opinión.

En el Senado, el panorama es alentador, aseguran. De partida, porque ya cuentan con 10 parlamentarios de las zonas sin elección este año, a los que debieran sumar al menos 10 legisladores, con al menos un triunfo en cada una de las siete regiones en disputa. En total, aspiran a 20 escaños, es decir, un 40% del hemiciclo.

Por partido, tanto el PS como la DC aspiran a tener el comité más grande del sector, con un mínimo de 5 y un máximo de 8 senadores. En tanto, el PPD, aspira a reelegir a tres de sus actuales senadores (Pedro Araya, Adriana Muñoz y Loreto Carvajal) quedando con 7, uno menos que hoy, perdiendo el cupo de Guido Girardi en la RM.

En las colectividades más pequeñas de la coalición, el PR busca mantener al menos el cupo de Alejandro Guiller en Antofagasta con Marcela Hernando y espera dar batalla con José Antonio Gómez en O’Higgins. Mientras, la principal apuesta del Partido Liberal es la ex candidata a alcaldesa de Providencia, Verónica Pardo, en la Metropolitana.

En la Cámara Baja, en tanto, el pronóstico de los partidos apunta a la formación de tres tercios, cuyo tamaño variaría entre 25 y 30%, siendo uno para la derecha, otro para Apruebo Dignidad y otro para Nuevo Pacto Social, en donde algunos reconocen que sus bancadas podrían ser levemente más pequeñas que las del bloque de izquierda.

Actualmente cuentan con 50 escaños: 17 del PS, 12 de la DC, 7 del PPD, 4 del PR y 2 del PL, más 8 independientes que se alinean con la coalición. Pero cuando finalice el conteo de votos este domingo, podrían conseguir entre 40 y 43 escaños, mientras que Chile Digno y el Frente Amplio alcanzaría una cifra similar o superior.

Por partido, todos coinciden en que el PS se mantendría como la bancada más grande, con un máximo de 15 diputados y un mínimo de 10. Le seguiría la DC, donde apuestan a conseguir entre 7 y 10 diputados. El partido que podría tener un crecimiento es el Liberal, en donde pasarían de 2 a un mínimo de 5 y un máximo de 8.

El PPD bajaría su representación de 7 a 4 o 5 diputados, mientras que el PR lo haría de 4 a 3 o incluso 2. No obstante, la colectividad más pequeña seguiría siendo Ciudadanos que, si no logra la elección de su líder, Ignacia Gómez, en el distrito 11, quedaría sin representación parlamentaria.

Apruebo Dignidad

“La apuesta que tenemos en Apruebo Dignidad es muy ambiciosa, porque creemos que sin esa fuerza política no vamos a poder realizar con la velocidad que nos gustaría los cambios que Chile demanda. Por lo tanto, la expectativa es ganar en la presidencial y ser la bancada más grande de la Cámara de Diputados”.

Esa es la proyección que realizó el coordinador político de la campaña presidencial de Gabriel Boric, Giorgio Jackson (RD), poniendo todas las fichas en lo que ocurra con su lista de aspirantes a la Cámara Baja, en la cual esperan tener entre 40 y 45 parlamentarios, versus 35 o 40 de Nuevo Pacto Social.

Según un dirigente del bloque “va a haber una diferencia, no tan grande, de cuatro o cinco diputados a favor nuestro”, pero que a su juicio le permitirá al bloque empujar las iniciativas prometidas por Boric, si es que logra llegar a La Moneda. Sin embargo, dicho optimismo no se extiende al Senado, en donde crecerán, pero serán minoría.

En esos comicios, los miembros de la coalición coinciden con el análisis que realizan en la centroizquierda, apuntando entre 5 a 7 escaños, que serían para Esteban Velásquez (FRVS) en Antofagasta; Daniel Núñez (PC) en Coquimbo; Karina Oliva (Comunes) y Guillermo Teillier (PC) en la Metropolitana y Alejandra Sepúlveda (FRVS) en O’Higgins.

También aspiran a dar la sorpresa en Los Lagos con Orietta Llauca y en la zona de Boric: Magallanes, donde apuestan a un triunfo de Luz Bermúdez. En diputados, el partido hegemónico sería el PC, el cual pasaría de los 9 escaños que posee hoy a unos 12 o 14, seguido por RD, que de los 6 que posee hoy aumentaría a 10 o 12.

En los partidos más nuevos, Convergencia Social y Comunes, prevén una disputa estrecha, ya que aspiran a obtener entre 6 y 8 cupos. Serían los más pequeños, pero debido a que no están legalizados en todo Chile, según explica uno de sus dirigentes, a diferencia de lo que ocurre con RD y el PC.

La vicepresidenta de la tienda, Francisca Perales, indicó que “somos optimistas con los resultados y creemos que ganaremos en todos los espacios, apuntando como Apruebo Dignidad a convertirnos en la lista parlamentaria más votada del país y capaz de implementar el programa de gobierno de nuestro compañero de partido Gabriel Boric”.

En cuanto a los diputados, la dirigente indicó que “confiamos en que Gael Yeomans, Diego Ibáñez y Gonzalo Winter arrasarán en sus distritos, principalmente por el trabajo que han realizado estos cuatro años en el Congreso, las personas confían en ellos porque han dado respuesta a problemas importantes”.

En Comunes, mientras, aseguran que triunfarán con Inti Salamanca en Atacama, lo cual tendrían refrendado en encuestas; con Camila Rojas en San Antonio, Claudia Mix en Maipú y Estación Central, Emilia Schneider en el Distrito 10, Tomás Hirsch en el 11, Ana María Gazmuri en el 12 y aspiran a una sorpresa en el 14 con Camila Musante.

/psg