El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó el domingo su decepción porque Rusia y China “básicamente no han aparecido” cuando se trataba “de adoptar compromisos sobre el clima”, en la cumbre del G20.

“Hay una razón por la que la gente debería estar decepcionada con eso, me decepcionó a mí mismo. Pero lo que sí hicimos es que llegamos a una serie de acuerdos importantes aquí”, dijo en una conferencia de prensa en Roma, y agregó que EEUU se enfocará en “lo que no está haciendo China, lo que no está haciendo Rusia y lo que no está haciendo Arabia Saudita“.

Por otra parte, Biden defendió este domingo que la cumbre del G20 demostró “el poder de Estados Unidos cuando se compromete”.

El G20 obtuvo resultados “tangibles” sobre clima, pandemia y economía, agregó el sucesor de Donald Trump en la Casa Blanca, que vio como las naciones desarrolladas aprobaban una reforma de la fiscalidad internacional impulsada por Biden.

“Lo que vimos aquí es el poder de Estados Unidos cuando se compromete y trabaja con nuestros socios aliados”, afirmó. “Nada substituye las negociaciones cara a cara para la cooperación mundial”, agregó.

Las 20 naciones más desarrolladas se comprometieron a limitar el calentamiento del planeta a 1,5ºC respecto a la era preindustrial y a reducir el uso del carbón, pero no lograron fijar una fecha precisa para la neutralidad carbono.

La cumbre de Roma concluyó con una declaración a favor del multilateralismo como piedra angular en la lucha contra el cambio climático.

Los líderes del G20 lograron, al parecer, un “progreso tangible” en temas clave, desde el cambio climático hasta la pandemia del coronavirus y la economía, antes de las conversaciones climáticas de la COP26 que comenzaron el domingo en Glasgow.

Sin embargo, a pesar de la defensa de Biden, muchas oenegés e incluso algunos responsables políticos estimaron que el G20 no fue muy lejos en la lucha contra el cambio climático, el mismo día que comenzó la conferencia de la ONU sobre clima en Glasgow (COP26).

/psg