De cara a las elecciones generales de este domingo, el semanario británico The Economist alertó a los votantes chilenos que “están al borde de cometer un terrible error” ya que “dos extremistas” amenazan “la estabilidad del país”.

“Durante la mayor parte de este siglo, Chile fue un país estable y predecible, con un crecimiento económico constante y una política moderada. Pero ese Chile estable desapareció hace dos años, en una explosión de protestas masivas”, indicó el medio.

En esa línea, The Economist señaló que “Chile aún tiene que recuperar su equilibrio”.

En su editorial, el semanario británico aseguró que “Gabriel Boric, el candidato de izquierda dura, parece listo para ganar las elecciones presidenciales. El ex dirigente estudiantil es un demócrata, pero algunos de sus aliados, entre los que está el Partido Comunista, no lo son”.

“Boric quiere aumentar los ingresos tributarios en un 8% del PIB durante 6 a 8 años (imposibles dicen muchos economistas) y revisar los acuerdos de comercio, con el fin de que encajen en la política industrial. Él bien podría resultar más pragmático que lo que sugiere su programa. Pero muchos chilenos están alarmados con él y sus aliados”, señaló The Economist.

En su análisis, el medio aseguró que “esa es la razón de por qué aumentó la popularidad de José Antonio Kast, de la derecha dura. El candidato ha aprovechado los temores al desorden, la violencia y la inmigración descontrolada y ha ofrecido una mano dura”.

“Su promesa de grandes reducciones tributarias justo cuando los chilenos quieren mejor servicios es tan ilusoria como el objetivo de ingreso de Boric”, añadieron.

Sobre el candidato presidencial de Apruebo Dignidad indicaron que mientras él “promete el gobierno más izquierdista desde el caótico gobierno socialista-comunista de Salvador Allende, Kast ofrece el más derechista desde la dictadura de Augusto Pinochet, cuyos crímenes el candidato a veces niega”.

“Ninguno ofrece la combinación de estabilidad, crecimiento económico y reformas que el país necesita”, advirtió el semanario.

/psg