Rusia envió esta semana una queja formal advirtiendo al gobierno estadounidense de “consecuencias imprevisibles” por la ayuda militar creciente a Ucrania, según medios.

Con una nota diplomática, Moscú advirtió a Estados Unidos y a la OTAN contra el envío de armas “más sensibles” a Ucrania, juzgando que dichos equipos militares ponían “combustible al fuego” y podrían provocar “consecuencias imprevisibles”, según reportó el diario The Washington Post.

La advertencia fue hecha en momentos en que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió una nueva ayuda militar a Ucrania por valor de 800 millones de dólares, incluidos helicópteros y vehículos blindados de transporte de tropas.

“Lo que los rusos nos dicen en privado es precisamente lo que nosotros decimos al mundo públicamente, que la ayuda masiva que proveemos a nuestros socios ucranianos demuestra su notable eficacia”, indicó un alto funcionario estadounidense citado por el Post.

El departamento de Estado rehusó hacer comentarios con respecto al tema.

Según el periódico The New York Times, esta nota fue dirigida por medio de las vías diplomáticas normales y no viene firmada por ningún alto responsable del gobierno ruso.

Citando una fuente cercana al asunto, la cadena televisiva CNN indicó que la queja formal podía significar que Moscú se prepara para adoptar una actitud más agresiva frente a Estados Unidos y la OTAN.

Joe Biden dio luz verde el miércoles a una nueva ayuda militar masiva a Ucrania con equipo más pesado al que había enviado hasta ahora.

Las nuevas entregas de armas estadounidenses comprenden equipos “muy eficaces que ya hemos entregado” a Ucrania, pero también “nuevas capacidades”, entre las que destacan “sistemas de artillería” y “medios de transporte blindados”, precisó el gobierno.

ÉXITOS SIGNIFICATIVOS

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, destacó los “significativos” éxitos contra el ejército ruso, aunque admitió una situación “muy difícil” en el sur y el este, además de anunciar la campaña de la siembra en todo el país y el restablecimiento de algunas conexiones ferroviarias.

“Los éxitos de nuestras fuerzas armadas en el campo de batalla son realmente significativos. Históricamente significativos. Pero todavía no es suficiente para limpiar nuestra tierra de los ocupantes. Vamos a vencerlos más”, afirmó en un vídeo Zelensky este viernes por la noche.

La tarea “número uno es acelerar la paz”, dijo, al insistir en que la guerra provocada por la invasión rusa el pasado 24 de febrero no acabará hasta que Ucrania reciba más armas y apoyo financiero para defenderse.

E insistió en que la guerra terminará “cuanto antes reconozca el mundo democrático que el embargo petrolero contra Rusia y el bloqueo total de su sector bancario son pasos necesarios hacia la paz”.

(Con información de AFP)

/psg