Durante la jornada de este lunes se realizaron los finales en el juicio contra el chileno Nicolás Zepeda por la desaparición y presumible muerte de su ex novia, Narumi Kurosaki, en Francia.

Etienne Manteaux, abogado general de la causa, solicitó al jurado que Zepeda sea condenado a cadena perpetua para “que se proteja a la sociedad de este individuo (…) Cumplirá al menos 18 años de prisión si es condenado”.

A juicio del abogado, la premeditación es indiscutible a la luz de tres elementos y en particular: las compras de cinco litros de combustible, productos de limpieza y fósforos por parte de Nicolás Zepeda. “La hipótesis más probable es la de la inmersión en el Doubs, aguas abajo de la presa de Crissey” del cuerpo de Narumi Kurosaki, explicó.

Según destaca Franceinfo, el abogado pidió a la Corte Penal “que no le tiemble la mano cuando dicte su decisión” así como “la mano de Nicolás Zepeda no tembló durante este juicio en ningún momento”.

En la audiencia anterior declaró el psiquiatra Jean Canterino quien aseguró que el chileno “tiene una forma de responder muy compleja, aunque las preguntas sean muy sencillas. Esto se hace de manera consciente”.

“Podemos tener la impresión de estar ante una persona que nos manipula o que intenta hacerlo”, explicó Canterino. Además señaló que Zepeda tiene un nivel intelectual superior al promedio sin patologías psiquiátricas.

/psg