Desde Drácula, muchos vampiros retratados en los medios, la cultura pop y la literatura han sido hombres. Sin embargo, el encanto de la vampira es quizás lo que hizo que los vampiros sean más populares hoy en día, y hay importantes vampiros femeninos. Por ejemplo, pocos crímenes de mujeres han repercutido tanto en la historia como los de la condesa Isabel Báthory de Ecsed. Incluso si no conoces este nombre, es probable que haya escuchado las historias sobre su legendario sadismo.

Báthory tiene el inquietante honor de ser la mujer asesina más prolífica, según el Libro Guinness de los récords. Pero también hay quien sostiene que la condesa era una verdadera mujer vampira e incluso sirvió como influencia clave para Bram Stoker a la hora de escribir su novela más popular, Drácula. Cualquiera que sea el caso, Báthory era considerada una vampira, una torturadora, una criatura más allá de lo humano que se bañaba en la sangre de inocentes para mantener su apariencia. Como suele ser el caso, la verdad detrás de la historia es mucho más aterradora. Pero hay muchas más mujeres vampiros en el mundo, como la que han descubierto en un cementerio del siglo XVII en Polonia.

Mujer vampiro

Los restos de una “mujer vampiro” han sido descubiertos por arqueólogos en un cementerio del siglo XVII en Pień, Polonia. El profesor Dariusz Poliński y un equipo de investigadores de la Universidad Nicolás Copérnico de Toruń estaban realizando la excavación cuando descubrieron los restos óseos de la mujer, que había sido clavada al suelo con una hoz en la garganta.

mujer vampiro en cementerio - Descubren la tumba de una mujer vampiro en un cementerio del siglo XVII

La herramienta agrícola popular fue comúnmente utilizada por los polacos supersticiosos en la década de 1600 para tratar de contener a una persona fallecida que se creía que era un vampiro para que no pudiera regresar de entre los muertos.

“La hoz no se colocó plana sino que se colocó en el cuello de tal manera que si el difunto hubiera intentado levantarse… la cabeza habría sido cortada o herida”, dijo Poliński al periódico británico Daily Mail.

El profesor también observó que la mujer muerta tenía un candado alrededor del dedo del pie, lo que fortalece aún más la teoría de que se la consideraba un vampiro en el momento de su muerte. Poliński afirmó que la cerradura se habría utilizado durante el proceso de entierro para simbolizar “la imposibilidad de regresar”.

Los investigadores no revelaron la edad de la fallecida, pero dijeron que un gorro de seda encontrado en su cráneo indica que tenía un alto estatus social. Según la revista Smithsonian, los residentes de Europa del Este comenzaron a tener miedo de los vampiros en el siglo XI, creyendo que algunas personas que morían saldrían de la tumba como monstruos chupadores de sangre que aterrorizarían a los vivos. En el siglo XVII, inusuales prácticas de entierro se volvieron comunes en Polonia en respuesta a un brote de vampiros.

Según Poliński, Todavía no existe un consenso académico sobre cómo las personas llegaron a ser clasificadas como “vampiros”, pero en ciertas ocasiones fueron ejecutadas violentamente en varias partes del continente. E, incluso después de su muerte, sus cuerpos fueron mutilados aún más para asegurarse de que no volvieran a causar desgracias entre los habitantes de los pueblos cercanos.

“Otras formas de protegerse contra el regreso de los muertos incluyen cortarles la cabeza o las piernas, colocar al difunto boca abajo para que muerda el suelo, quemarlo y aplastarlo con una piedra”, continuó explicando Poliński.

El descubrimiento de la “mujer vampiro” en Pień, ubicada en el sur del país, se produce siete años después de que se desenterraran los restos de otros cinco supuestos vampiros en la ciudad de Drawsko, a 210 kilómetros de distancia. Los cinco vampiros que se encontraron allí habían sido enterrados de manera similar con hoces en la garganta.

mujer vampiro en un cementerio - Descubren la tumba de una mujer vampiro en un cementerio del siglo XVII

Y en 2013, el periódico New York Post informó que los arqueólogos habían descubierto una “tumba de vampiros” en las afueras de la ciudad de Gliwice, donde se encontraron múltiples esqueletos decapitados con las cabezas cortadas colocadas cerca de las piernas.

Los vampiros existen

Existe cierta controversia sobre si existen o no lo vampiros. Si consideras a las personas que beben la sangre de otros por placer, entonces la respuesta es sí. Una encuesta de 2015 realizada por Atlanta Vampire Alliance encontró que hay al menos 5.000 personas en los Estados Unidos que se identifican como vampiros reales. Aunque muchas personas con fetiches de sangre en realidad se llaman a sí mismos “sanguíneos”, sin embargo otros se identifican como vampiros reales y, como las criaturas ficticias, evitan la luz del sol y beben sangre humana de donantes.

Los vampiros bebedores de sangre se pueden encontrar en seis de los siete continentes, por lo que parece ser algo mundial y hay diferentes formas, diferentes culturas, diferentes países. Por lo que podemos decir que los vampiros realmente existen y han conseguido que todos pensamos lo contrario.

¿Existen realmente los vampiros?

Original de mundoesotericoparanormal.com

/psg