El dólar moderó el fuerte retroceso que mostraba al inicio de sus operaciones de este lunes, retomando l piso de los $840 a nivel local.

El billete verde culminó la sesión de hoy registrando una leve baja de $1.50, ubicándose en puntas de $841,80 vendedor y $841,50 comprador. Se trata del menor precio desde el 9 de junio del año pasado ($826,00).

Según Guillermo Araya, gerente de estudios de Renta4, “el dólar ha evidenciado una depreciación multilateral en la presente jornada, ya que los inversionistas han reconsiderado la trayectoria de las alzas de las tasas en EE. UU., a la vez que el apetito por el riesgo se está beneficiando de la reapertura de las fronteras de China”.

“Los inversionistas están considerando que personeros de la Reserva Federal (Fed) estén siendo menos Hawkish en sus discursos respecto a la política monetaria, con lo que ahora se espera un alza de 25 puntos básicos en febrero, frente a un alza de 50 puntos base en diciembre 2022”, añadió.

Mientras que Renato Campos, analista jefe de Admiral Markets, sostuvo que “con retrocesos opera el cruce local en la primera jornada de la semana, el que ha estado condicionado por el avance que muestra el metal rojo en el mercado de commodities ante la reapertura económica planteada por Chin a partir de este domingo, señalando entusiasmo en la reactivación económica mundial y consecuencias favorables para sus socios comerciales”.

“La caída por debajo de $850 señala un escenario negativo para el cruce, el que podría persistir a lo largo de los próximos días, sin descartar mayores retrocesos si las condiciones internacionales lo permiten. La decisión de política monetaria y el tono a considerar por el ente rector local, que conoceremos esta tarde, podrían ser antecedentes que brinden mayor confianza en el largo plazo en torno al desempeño de la inflación, no obstante, la contracción económica proyectada podría ser un problema durante los próximos 12 meses”, añadió Campos.

/psg