La Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó una nueva medida provisional en contra de Ojos del Salado, ligada a Lundin Mining, compañía investigada por su presunta responsabilidad en el socavón detectado a finales de julio de 2022.

Se trata de la realización de muestreos hidrogeoquímicos de compuestos principales y elementos trazas, que permitan comparar la calidad del agua de los pozos circundantes al incidente, con las aguas almacenadas en los caserones, y que corresponden a los analizados en la MT DCPRH N°23/2022, en los pozos aguas arriba: 8, 2, 14, 5 y 9, y en aquellas aguas abajo: 12, HA-01, HA-02, 15 y 16, respectivamente.

La acción tendrá un plazo de 30 días corridos y forma parte de una nueva arista en la arremetida que lanzó la entidad fiscalizadora por eventuales incumplimientos en las obligaciones legales que establece la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto “Continuidad Operacional Mina Alcaparrosa”.

PUBLICIDAD

/Gap