Britney Spears está de regreso.

En un posteo en Instagram, la estrella de la música, recientemente liberada de la tutela de su padre luego de años y de una masiva campaña de sus fanáticos, mostró un clip de ella bailando en tacones con un body rojo y al son de Get Naked, una canción favorita de los fanáticos de su álbum de 2007, Blackout.

“Estos son 13 segundos de mí en tacones antes de teñirme el cabello de morado… ¡Esto es un adelanto de lo que está por venir! Mi canción Get Naked!!! Espero que estén teniendo un gran día!!!!!”, escribió en Instagram la princesa del Pop.

Este proyecto, que adelanta a través del baile, sería su primer trabajo en cinco años.

Los fanáticos y las celebridades inundaron la sección de comentarios de la publicación con mensajes de apoyo. “¡¡¡Muy hot!!! “, escribió su vieja amiga Paris Hilton. “¡Ve a por ello Brit! “, comentó la ex estrella de The Hills, Heidi Montag.

Britney Spears se liberó de la tutela legal de su padre James a finales de 2021 y, desde entonces, no ha parado de celebrar el que haya recuperado el control de su dinero, su carrera y su vida en general. La cantante de 40 años fue puesta bajo dichas restricciones el 1º de febrero de 2008.

La batalla de Britney Spears por su libertad estuvo acompañada por el movimiento #FreeBritney que se popularizó en redes sociales, ya que millones de internautas empatizaron con su caso y decidieron unirse para darle visibilidad al proceso legal que vivía.

El New York Times despertó a principios de 2021 un renovado interés por Spears con una producción, Framing Britney Spears, que aportaba una visión perturbadora de su fama y del constante escrutinio al que estuvo sometida. El documental daba la vuelta al relato que la retrataba como una estrella joven e inconsciente que se descarrió en 2008, cuando perdió la custodia de sus hijos, se rapó la cabeza e ingresó en una clínica de rehabilitación.

De esta forma, se convirtió en una de las noticias más comentadas en Hollywood y en el mundo en 2021. Después de numerosos documentales que cubrían el drama legal y familiar de la estrella del pop, la jueza Brenda Penny la liberó de la tutela judicial de casi 14 años en el mes de noviembre, cuando finalmente, Jamie Spears perdió el control sobre su hija.

“La libertad es un derecho humano. Mi corazón está sonriendo por ti, Britney. Te quiero, tus fervientes fans te quieren y el mundo necesita tu brillantez. ¡Feliz día de la Britneypendencia!”, escribió la actriz y cantante Cher en su cuenta de Twitter cuando se dio a conocer el resultado del juicio.

Este adelanto de Spears es una gran noticia para sus fanáticos, que no esperaban novedades musicales de su ídola después de que la cantante dijera a fines de diciembre que aún no estaba preparada para volver.

“Supongo que a la mayoría le parece raro que ya no haga música. La gente no tiene ni idea de las cosas horribles que me han hecho personalmente y después de lo que he pasado, ¡¡¡me aterra la gente y la industria!!!”, escribió Spears, que actuó por última vez en público en octubre de 2018.

“No hacer más mi música es mi forma de decir ‘ándate a la mierda’ en cierto sentido, cuando en realidad sólo beneficia a mi familia ignorando mi verdadero trabajo. Es como si inconscientemente les hubiera dejado ganar”, añadió la intérprete de Toxic.

/psg