El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, condenó el ataque incendiario que se registró la madrugada de este miércoles en La Araucanía, donde la cabina de un camión resultó destruida tras un ataque incendiario en el sector Las Piedras, ruta que une Victoria y Curacautín.

Desde la región del Ñuble, lugar donde se trasladó para la entrega de vehículos policiales a Carabineros, el secretario de Estado recordó que la violencia en la zona tiene un “origen que nosotros rechazamos”, puesto que “ningún hecho violento puede asociarse a una causa de reivindicación, ni causa étnica o territoriales. Las causas se manifiestan mediante el diálogo, el cual el Gobierno también está impulsando”, sostuvo.

Según comentó, casi todo el resto de los atentados y “sabotajes” tienen que ver con el “reivindicar alguna persona privada de libertad, en general, por violencia, por droga o robo de madera, es decir, hablamos de personas que quieren intimidar no solo a la justicia, sino que también a ciertos privados a través de la violencia, para que la justicia no opere en su contra. Eso es, en general, una situación que, lamentablemente, ocurre en la macrozona sur”.

Con todo, el secretario de Estado recalcó que “vamos a seguir trabajando, como la semana pasada en la que tuvimos importantes resultados con personas detenidas por violencia y tenencia de armas y drogas. Y en eso no vamos a claudicar, aunque eso signifique reivindicaciones violentas, seguiremos trabajando porque no nos van a amedrentar con ese tipo de acciones”.

/psg