Un avance importante tuvo la reforma de pensiones en el Congreso esta semana, pues la Cámara de Diputados aprobó todos los puntos claves que propuso el gobierno, por lo que en marzo empezará la discusión en el Senado.

Una de las mayores novedades que trae el proyecto es la creación del Programa de Ahorro Colectivo Solidario (PACS), un fondo común al que se destinará un 3% de la cotización adicional con cargo al empleador, y al cual podrán acceder todas las personas que cumplan con los requisitos de densidad de cotizaciones y pensión que establece la reforma.

Si bien hasta ahora el gobierno ha dicho que se verían beneficiados con el ahorro colectivo tanto la clase media como las personas del 60% más vulnerable de la población, no se conocían detalles sobre quiénes son los potenciales beneficiarios, dónde están y cuál es su nivel socioeconómico. Por ello, la Subsecretaría de Previsión Social hizo un estudio al respecto, tomando como base el stock de los pensionados a diciembre de 2019 que cumplen con los requisitos de acceso al PACS.

El análisis revela que por tramos de clasificación socioeconómica (CSE), las más beneficiadas serían aquellas personas que pertenecen a los hogares del 40% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad, ya que un 42,36% de los actuales pensionados que cumplen con los requisitos de acceso al fondo solidario corresponden a este segmento de la población. En ese sentido, sobre el total de hombres que hoy están en condiciones de recibir el beneficio, un 43,42% son de este segmento, y en el caso de las mujeres, representan el 40,47%.

El segundo tramo más beneficiado serían las personas que pertenecen a hogares calificados entre el 61% y el 70% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad (tramo 60%-70%), ya que un 11,74% de los pensionados actuales que cumplen con las condiciones de acceso al PACS son de este segmento.

En tercer lugar se posicionan las personas de los hogares calificados entre el 11% y el 20% de mayores ingresos o menor vulnerabilidad (tramo 80%-90%), pues representarían el 11,71% del total de beneficiarios del fondo común.

Por otro lado, un 10,55% de los que accederían al beneficio son pensionados que pertenecen a hogares calificados entre el 21% y el 30% de mayores ingresos o menor vulnerabilidad (tramo 70%-80%).

La jefa de la Dirección de Estudios de la Subsecretaría de Previsión Social, Úrsula Schwarzhaupt, explica que el beneficio de UF 2 ($56.000) para hombres con 12 años de cotizaciones, y de UF 2,7 ($76.000) para mujeres con 8 años de cotizaciones, llega tanto a la clase media como a los más vulnerables.

“Es importante destacar que este beneficio -que se financia con los recursos que entren al PACS-, no tiene un requisito de focalización más que tener una pensión bajo las 25 UF (o $ 700.000), de manera de beneficiar a pensionados de clase media que anteriormente no tenían ningún apoyo en la construcción de su pensión”, detalla Schwarzhaupt.

El tramo 40%-50%, que son los hogares calificados entre el 41% y el 50% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad, se ubica en el quinto lugar de los segmentos más beneficiados, ya que un 9% de los que acceden al PACS están allí.

En penúltimo lugar se sitúa el segmento 90%-100%, que corresponde a los hogares calificados en el 10% de mayores ingresos o menor vulnerabilidad. En total, un 7,73% de los beneficiarios del PACS sería del 10% más rico.

Eso sí, hay que considerar que estos tramos se elaboran mediante la información que proporcionan los hogares cuando acceden al sistema público a pedir algún beneficio, por lo que aquellas personas de las que no hay información porque nunca han concurrido a pedir beneficios estatales, se incorporan en este segmento, asumiendo que serían de los cuatro deciles superiores.

Hombres versus mujeres

En monto, el fondo solidario beneficia más a mujeres que hombres. Pero en cantidad de personas favorecidas, eso cambia dependiendo de los plazos.

En un principio el PACS llegará a más hombres que mujeres, pero a medida que pase el tiempo, las mujeres irán ganando terreno, y la proyección del gobierno es que al año 2042 estarán iguales. Es más, en 2050 ya serían más mujeres que hombres las beneficiadas con el PACS, pues representarían un 52% sobre el total de beneficiarios.

Eso sí, en el año 2021 la proporción sería de un 60% de hombres beneficiados, versus 40% de mujeres.

Con o sin Pilar Solidario

De aprobarse el proyecto este año, en 2021 son unas 488.080 personas (57% del total) las que se verían beneficiadas con este ahorro colectivo, pero que al mismo tiempo recibirán el Aporte Previsional Solidario (APS). De estos, 60% son hombres (291.940), y 40% son mujeres (196.140).

En tanto, los potenciales beneficiarios que no están dentro del Pilar Solidario serían 370.530 pensionados en 2021. De ellos, 60% son hombres (223.580), y 40% son mujeres (146.950).

Pero estos número irán al alza con el tiempo y la participación de las mujeres subiría sobre el total. De hecho, incluso existen cálculos al 2050, año en que se estima que habrá 2.883.150 beneficiarios del fondo solidario, pero que al mismo tiempo recibirán APS (66% del total), con más mujeres (60%) que hombres (40%) accediendo al PACS en este segmento.

Por su parte, los que recibirán el beneficio teniendo solo una pensión autofinanciada ascenderían a 1.467.260 ese año, donde 63% serían hombres y 37% correspondería a mujeres.

Con todo, aunque entre el año 2021 y 2050 existiría un incremento de 407% en el total de pensionados que recibirán beneficios del fondo solidario, pasando de 858.610 a 4.350.410, respectivamente, el cálculo del gobierno es que el fondo de ahorro colectivo es sostenible por al menos 100 años, según ha dicho la misma ministra del Trabajo, María José Zaldívar.

Pero el exministro de Hacienda Rodrigo Valdés, advirtió esta semana en su presentación a los diputados de la Comisión de Hacienda que “el proyecto aquí cayó en la tentación y va a ser muy difícil de revertir: ofrece beneficios definidos. Un sistema de reparto con beneficios definidos es mucho más peligroso que un sistema de reparto sin beneficios definidos”. De todas formas, en la ocasión Valdés aclaró que en este caso no es tan grave, porque se hace en UF, que crece más lento que los salarios. “Este aumento en UF va a ser bajo en 20 o 30 años más”, agregó.

Schwarzhaupt explica que se optó por beneficios definidos, porque “permite incrementar proporcionalmente más las pensiones más bajas y las de las mujeres. Por otra parte, el beneficio definido reduce la incertidumbre de la pensión, ya que este monto no se ve afectado por variaciones en la rentabilidad y expectativas de vida, entre otros”.

Al respecto, la jefa de la Dirección de Estudios de la Subsecretaría de Previsión Social agrega que “el beneficio, además, se irá incrementando con el aporte que haga cada trabajador al programa. Así, los futuros pensionados además de contar con este beneficio, sumarán un aporte variable según los años contribuidos al PACS”.

Esto, considerando que para los futuros pensionados, si bien sube el requisito de cotizaciones para acceder al fondo solidario, a 10 años para las mujeres y 15 años para los hombres, lo cierto es que también existirá un beneficio adicional, ya que además de las UF 2,7 y UF 2, respectivamente, los pensionados recibirán UF 0,04 ($1.133 de hoy) mensual por cada año cotizado en el fondo de ahorro colectivo.

Por región

La Región Metropolitana concentra casi la mitad (44%) de los beneficiarios que podrán acceder al ahorro colectivo, si se toma en cuenta a quienes actualmente cumplen los requisitos.

Valparaíso se lleva el segundo lugar, con un 11,38% de la torta. En el tercer puesto se ubica Biobío (8,92%), luego el Maule (5,59%), Libertador Bernardo O’Higgins (5,03%), La Araucanía (4,32%), Los Lagos (3,87%) y Coquimbo (3,85%).

/psg