Pero volviendo al quinto retiro, para Paula Walker el gobierno se enfrentó en el Parlamento a “un callejón sin salida”, porque sus miembros que en el pasado “han votado para retirar los fondos”, “hoy deben actuar de otra manera, porque el manejo económico y las bases para un nuevo sistema de pensiones requieren de la plata en el sistema”. Por eso, La Moneda terminó ofreciendo un “proyecto que se abre a un nuevo retiro, pero con restricciones”, para intentar salir del “laberinto”. Uno agravado por twitter y las redes sociales que los parlamentarios y el gobierno miran “como una plaza pública digital representativa”. Escenario complejo donde, además, dice Walker, la industria ha sido incapaz “de hacer ajustes para mejorar su alicaída reputación”.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap