El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, barrió en el caucus republicano del estado de Iowa, donde se hizo con la victoria sin apenas contar con oposición.

El magnate enfrentó a dos rivales menores, el exrepresentante republicano por Illinois Joe Walsh y el exgobernador de Massachusetts Bill Weld, quienes apenas lograron cada uno el 1 por ciento de los votos.

El inquilino de la Casa Blanca agradeció la confianza de los votantes republicanos con un escueto mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter: “Una gran victoria para nosotros esta noche en Iowa. ‘¡Gracias!”.

Esta situación, más que previsible en el resto de estados, hizo que el Partido Republicano haya optado este año por cancelar las primarias en muchos territorios debido a la popularidad del actual presidente de Estados Unidos.

/gap