Como “impertinencia” calificó el vicepresidente de la Convención Constitucional, Gaspar Domínguez, la presentación de la reforma constitucional que ingresó el gobierno al Congreso el 18 de abril, para garantizar -por ley- que los fondos de pensiones no se pueden expropiar y son propiedad de los afiliados.

La iniciativa surgió por parte del Ejecutivo y fue comprometida por el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Giorgio Jackson.

Uno de los principales motivos que concretó el proyecto fue la polémica por las propuestas de norma que la Convención Constitucional ha desechado sobre la materia para el borrador de la nueva Constitución; y después de que la oposición, tras la presentación del proyecto alternativo al quinto retiro, emplazara al gobierno a garantizar que los fondos de pensiones sean inexpropiables.

En conversación con Radio Cooperativa, el convencional de Independientes No Neutrales, e integrante de la mesa directiva del órgano redactor, expresó que la reforma “fue una impertinencia y habría que preguntarle al gobierno cuál era la intención de responder a un miedo instalado por un grupo de la derecha a esta demanda”.

“En principio, me parece muy atípico considerar ese tipo de propuestas en un texto constitucional que no existe en ninguna parte del mundo”, agregó.

En esa línea, insistió en que “nadie, nunca, en ningún contexto y de ninguna manera y de ninguna forma, ha planteado expropiar los fondos en la Convención”.

Sin embargo, explicó que, a su juicio, el problema es que “muy hábilmente” se ha instalado como una verdad algo que no lo es, y que “dado que se está instalando este miedo, lo que se está empujando -y se empujó a hacer al gobierno- es a generar una norma para responder un miedo que fue instalado por un grupo”.

Así, hizo un llamado “a este grupo que instala el miedo en relación a distintas cuestiones” a que “por favor, no instalen miedos para que no se genere la necesidad de tener que empezar a discutir temas que son tan inusuales, como temas que no están en ninguna Constitución del mundo”. “Parece un absurdo los miedos que se instalan”, sentenció.

La postura del vicepresidente de la Convención no es nueva. En entrevista con La Tercera Domingo, el integrante de la mesa directiva apuntó a la “hábil campaña de producir miedo e incertidumbre, generando realidades parciales” provenientes de “personas que quieren que esto fracase”.

“Quizás anarquistas que no se sienten representados ni por izquierda ni por derecha. La gente que no cree en este proceso es gente que contribuye a instalar realidades ficticias. Y esto se manifiesta, por ejemplo, con el deseo de algunas personas de intentar constitucionalizar la inexpropiabilidad de los fondos, hecho que, como dijo Javier Couso hace algunos días, no está en ninguna Constitución del mundo”, agregó en aquella ocasión.

Respecto a la reforma constitucional sobre inexpropiabilidad de fondos, remarcó que el debate instalado tras la presentación del Ejecutivo les “perjudicó”, y recalcó que “habría que preguntarles a ellos (el gobierno) por qué están proponiendo incluir en la Constitución vigente algo que no es parte de ninguna Constitución del mundo, que ni siquiera señalaba la Constitución del 80″.

“¿Por qué entonces no buscan establecer que no se puede expropiar sin indemnizar casas, automóviles o joyas, que es lo que dice Couso?”, agregó.

/psg