“Me siento muy orgulloso de nuestras Fuerzas Armadas y de orden. Todos los chilenos tenemos que sentirlas como propias. No son del gobierno, de la oposición, de izquierda o de derecha, son de todos los chilenos y este alto rating refleja que los chilenos queremos a nuestra patria, a nuestra historia, a nuestros héroes, a nuestros valores y a nuestras Fuerzas Armadas”. Eso dijo el presidente Sebastián Piñera, al finalizar la Parada Militar que se celebró esta mañana en conmemoración de las Glorias del Ejército en la elipse del Parque O’Higgins, y que contó con 33 puntos de rating en la transmisión televisada.

El primer mandatario nacional expresó además que las Fuerzas Armadas han demostrado que en tiempo de paz “pueden colaborar con la ciudadanía con compromiso”.

Este acto, que inició a las 11:00 de la mañana y que se efectuó sin público por la crisis sanitaria, comenzó con un sentido homenaje al personal de salud, integrantes de la “primera línea de combate del coronavirus” y a las familias de las más de 37.300 personas que han fallecido en Chile durante la pandemia.

Funcionarios del área de la salud -tanto pública como privada-, bomberos y conductores de locomoción colectiva fueron invitados.

“Sabemos que ha sido un año muy difícil para todos los chilenos, para todas las personas y particularmente para los funcionarios de salud. Ellos han estado siempre atendiendo, en primera línea, dando todo en esta situación y también postergando a sus familias. Es por eso que en el día de hoy, en una fecha tan significativa, hacer este homenaje nos parece muy importante”, había dicho la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

En esta edición de la Parada Militar los estandartes de cada una de las unidades que desfilaron llevaban puesto un listón negro, en homenaje a los fallecidos durante la pandemia.

Medidas especiales por la pandemia

En la Parada Militar de este año participaron 6.500 efectivos del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, Carabineros y la PDI, lo que representa un 30% menos de los que desfilan en la parada tradicional, que normalmente reuniría a unos 9.000 uniformados. Estas medidas fueron tomadas por el Ejecutivo Nacional precisamente por la contingencia sanitaria.

Todos los efectivos que participaron del desfile, salvo los que los llevaban algún instrumento de viento, marcharon cumpliendo con la medida de prevención sanitaria de uso de mascarilla. Lo mismo ocurrió con los invitados, que sumaron aproximadamente 500. La ceremonia duró poco más de 2 horas y media.

Imagen

El año pasado, en plena crisis de la pandemia del coronavirus, la Parada Militar no se efectuó de la manera tradicional. El acto fue cambiado por una ceremonia que se llevó a cabo en la Escuela Militar. Estos actos se llevan a cabo cada 19 de se septiembre desde el año 1.915, cuando se decretó esta fecha como el día de las Glorias del Ejército.

Original de El Líbero

/psg