Los jefes de bancada de diputados de Chile Vamos Andrés Longton (RN), Francisco Undurraga (Evópoli) y Jorge Alessandri (UDI), y la diputada del Partido Republicano, Chiara Barchiesi, acudieron este lunes a la Contraloría General de la República, en Teatinos 56.

¿El motivo? Reunirse con el contralor general, Jorge Bermúdez, para solicitar pronunciamiento ante “acciones de intromisión del gobierno en el plebiscito de salida”.

La cita se da en medio de las denuncias que ha recibido el ente fiscalizador en contra de autoridades por una supuesta “intervención” respecto al proceso constituyente, como la presentada en contra del delegado presidencial de La Araucanía, Raúl Allard, y de la alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillán.

Tras la convocatoria, el jefe de bancada de diputados de RN aseguró que se solicitó el encuentro con el contralor “para hacerle ver las presuntas irregularidades que estamos viendo a diario en las regiones y, además, en el gobierno, precisamente con recursos públicos manifestando una determinada opción en el plebiscito y haciendo mala utilización de ellos”.

“Hemos visto cómo se han creado oficinas constituyentes, cómo los gobiernos regionales están destinando recursos públicos para efectos de poder crear estas oficinas, cómo el gobierno constantemente da señales de poca neutralidad, respecto a la que tiene que mantener para efectos de poder llevar un plebiscito con la imparcialidad”, agregó.

“Cuando destinas recursos públicos a un fin distinto del que está aprobado por ley, puedes eventualmente cometer un delito de malversación. Cuando utilizas funcionarios en horario laboral con recursos de todos los chilenos, hay una infracción evidente y una irregularidad, y eso queremos nosotros que el contralor lo deje totalmente claro”, complementó, puntualizando que “no solo al gobierno, sino que también a los gobiernos regionales, municipalidades y a todos quienes usan recursos públicos”.

Una idea que fue respaldada por el diputado Undurraga, quien precisó que “no es un tema radicado en La Moneda y en sus reparticiones”, sino que más bien “es un tema de comportamiento de todas las autoridades del país”.

En ese escenario, el jefe de la bancada de Evópoli aseguró que desde la oposición colaborarán con el contralor general y “vamos a usar nuestros nexos en cada uno de los territorios de tal forma de ir comunicándole a la Contraloría lo que está sucediendo en los territorios”.

La diputada del Partido Republicano, en tanto, enfatizó en que “lo mínimo que podemos es pedirle a las autoridades que respeten la ley, yo cada día me estoy convenciendo más que al gobierno y a la Constitución Constitucional no les importa absolutamente nada. No les importa la familia, la delincuencia y no les importa la ley, lo único que les importa es mantenerse en el poder”.

La reunión entre Bermúdez y los diputados de oposición se da poco después de la cita que se concretó -el jueves pasado- entre el contralor general y el Presidente Gabriel Boric, en La Moneda, en medio de los cuestionamientos por el “deber de prescindencia” que desde el Ejecutivo debería imperar en miras del plebiscito de salida.

De hecho, esa misma semana desde la Contraloría alistaron un instructivo ante la postura de “no neutralidad” que tanto el Presidente Boric como sus ministros han pronunciado respecto al proceso constitucional, a la vez que el Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia, liderado por Giorgio Jackson, anunció otro instructivo para regular el actuar de los funcionarios públicos durante la campaña legal.

Los parlamentarios de oposición también fueron consultados sobre la postura del gobierno ante la eventualidad de que la opción del Rechazo se posicione como la ganadora en el plebiscito de salida y, por ende, no se ratifique la propuesta de una nueva Constitución elaborada por la Convención.

En entrevista con TVN, anoche el Presidente Boric aseguró que “nos estamos poniendo en todas las alternativas” y precisó en que “hay que anticiparse a los escenarios”.

Al respecto, el jefe de bancada de la UDI enfatizó en que actualmente “son dos las opciones de la papeleta”, por tanto “lo que pase después de eso evidentemente será una decisión del poder constituido, que es el Congreso Nacional”.

Sin embargo, apuntó a que “también el Ejecutivo, como colegislador, va a tener una voz en eso. Va a tener que proponer a la ciudadanía un curso de acción. Lo que la gente nos dice a gritos es que esta Constitución actual ha terminado, ya no la quiere, y que tenemos que ver cómo Chile se ordena con cambios, pero con cambios para mejor”.

“Esa es la gran diferencia que tenemos con el Presidente de la República. El Presidente ha dicho que cualquier cosa es mejor que… nosotros decimos ‘cambios sí, pero cambios para mejor’, cambios para peor no le sirven a nadie”, agregó.

En esa misma línea, el diputado Undurraga aseguró que “nosotros dimos ya de baja la actual Constitución, la dio la ciudadanía con un 79% de los votos en el plebiscito de entrada y nosotros evidentemente queremos una nueva Constitución. Pero una Constitución que una a la ciudadanía, que efectivamente que sea la casa de todos y no la pieza de algunos, que es lo que hoy nos propone la constituyente”.

/psg