Claudio Reyes insistió en sus duras críticas al Gobierno de Gabriel Boric y lo que ha sido el proceso constituyente que terminó con la redacción de la nueva Constitución que se votará el próximo 4 de septiembre.

En entrevista con el semanario The Clinic, el actor entregó luces respecto de su frontal personalidad, la cual insistió le trajo variados problemas laborales.

Los cuestionamientos de Claudio Reyes

Pese a ello, Reyes dice que no está preocupado de no tener exposición televisiva, ya que en su opinión es un gran actor: “un 9 de 10 puntos”.

“Yo he tenido varios peak en mi carrera. Las teleseries. La canción: ‘La tarde está llorando y es por ti (…)’. El Jappening con Já. Badulaque”, se defiende.

De explosivas reacciones, el actor reconoce que si bien a veces le han señalado que se “le pasa la mano” con el tono de sus críticas a Boric o los constituyentes, no le da mayores vueltas al asunto puesto que “yo soy así, compadre. Ni filtro. Soy de campo. Tengo la boca conectada al culo”.

“¿Boric? No diré más, compadre, no le voy a echar más caca a la caca, pero (…) si yo fuera de izquierda, ya estaría triunfando en Hollywood”, asegura, al paso que insiste en que “Boric se contradice y hace puras huevadas”.

Pero no todas sus críticas las dirige hacia el mandatario. Su otros objetivos están en la nueva Constitución y el propio sector derechista del cual adscribe en su postura republicana.

“¿La nueva Constitución? No me interesa leer huevadas. Prefiero ver alienígenas”, aclara el actor, quien es calificado como “el gatillo loco” por el semanario chileno, que ve en él a una especie de “ídolo entre los partidarios de la derecha efusiva”.

“Nah (…) te pueden apoyar por aquí y por allá, pero (…) ¿Te digo algo? Al final del día uno está solo. Nadie se acerca (…) porque (…) ¡La derecha siempre ha sido cobarde!”, asegura

/gap