Este viernes el Presidente de la República, Sebastián Piñera, participó de forma remota en la Cumbre por la Democracia convocada por su homólogo estadounidense, Joe Biden.

El encuentro -que reunió a Jefes de Estado, Jefes de Gobierno, líderes de organizaciones internacionales y de la sociedad civil- tiene como objetivo impulsar tanto iniciativas como compromisos en la defensa contra la lucha de la corrupción, el autoritarismo y, también, la promoción del respeto de los derechos humanos para fortalecer la democracia.

En la instancia el Mandatario apuntó a las amenazas que actualmente enfrenta la democracia. En ese sentido comenzó diciendo que “durante el siglo pasado, fortalecer y proteger nuestras democracias significó protegerlas principalmente de amenazas extranjeras y violentos golpes militares. Las últimas décadas, sin embargo, nos han demostrado que hoy las amenazas más recurrentes a la democracia vienen de adentro”.

Al respecto, enfatizó que la primera amenaza proviene de “gobiernos que pueden haber tenido un origen legítimo o incluso democrático. Pero desconociendo las limitaciones constitucionales, o intentando cambiarlas, pretenden perpetuarse en el poder”.

En ese punto resaltó que estos gobiernos “terminan inevitablemente violando incluso las libertades y derechos humanos más básicos de sus ciudadanos que se atreven a oponerse a sus puntos de vista”. Y como segunda amenaza señaló “el uso y la legitimación de la violencia como herramienta política”.

Con todo, indicó que las defensas más importantes contra las dictaduras son la prensa libre y los órganos electorales independientes. “Mantener su autonomía, su independencia, pero también su prestigio es clave para prevenir y afrontar cualquier aspiración totalitaria”, subrayó.

Luego sostuvo que, si bien “las discrepancias son bienvenidas en una sociedad democrática” estas deben “resolverse pacíficamente dentro del Estado de Derecho”.

Finalmente mencionó: “Hoy es más importante que nunca, no solo que nos abstengamos de justificar la violencia política, sino también que nosotros, a nivel nacional pero también internacional, estemos preparados y dispuestos a denunciar y condenar a quienes excusan o utilizan la violencia como medio para imponer sus ideas al resto de la sociedad”.

/psg