O si algunos “errores administrativos” alimentan los cuestionamientos, como fue el caso del “Gabinete Irina Karamanos” que inspiró más de una columna por estos días.

Es un problema de saber “habitar” las instituciones, apunta Paula Escobar, “y comprender que se es parte de una historia que comenzó antes que uno y que seguirá después”.

Es la capacidad de tener perspectiva de los propios actos.

Porque como agrega Escobar, “en un Chile que inicia un nuevo ciclo es sano analizar qué instituciones merecen ser mantenidas, transformadas o incluso eliminadas”, pero “el modo de hacer ese debate y tomar esas decisiones” también debe estar “a la altura”. Y ahí, para algunos quedan deudas, mientras otros dirán que es un derivado inevitable de los cambios.

Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap