El Senado rechazó ayer la idea de legislar el proyecto del cuarto retiro de los fondos de pensiones, luego que se obtuvieran 24 fotos favorables de los 25 que se requerían para cumplir el quórum de dos tercios. En cambio, obtuvo 24 votos a favor, 15 en contra y una abstención.

Entre los votos a favor, hubo dos del oficialismo: el del senador RN Manuel José Ossandón y de su compañera de tienda, Marcela Sabat, dupla que va a la reelección por la RM y que no se alineó con el resto del bloque desde donde han surgido duras críticas a la acción “electoral” detrás de quienes buscaban aprobarlo y las consecuencias económicas que se vendrían a sumar a la inflación que atraviesa el país.

Así, ambos anunciaron los días previo a la votación que el cuestionado proyecto tendría su apoyo en su idea de legislar, con el fin de que éste pudiera ser revisado y se realizaran las modificaciones necesarias para que el texto fuera mejorado.

Para la senadora Sabat fue una decisión “bastante meditada” y “difícil”, y agregó que “si hubiera tenido algún ribete electoral, la hubiese tomado muchísimo antes”, según dijo a radio Concierto. De todas maneras, la parlamentaria reconoció que tener una posición minoritaria en su sector “no fue fácil”, pero finalmente predominaron las convicciones de lo que ha observado en sus recorridos y diálogo con vecinos en el despliegue territorial de su campaña.

Por otro lado, dijo que en su decisión también sopesó el impacto económico que generan los bonos y retiros. Su apuesta entonces es “generar un equilibrio a una respuesta a lo que los chilenos y chilenas hoy día les está afectando y disminuir el impacto negativo de lo que se pueda generar en el contexto económico”.

De todas maneras, Sabat reconoció que tenía claro que no estarían los votos para que se aprobara la idea de legislar, aunque destacó que “sabemos en política que las cosas pueden cambiar y dar un vuelco importante (…) muchas veces han cambiado los votos, lo vimos ayer con Carlos Montes (votó a favor) e Iván Moreira (no votó)”.

En la misma línea, el senador Manuel José Ossandón comentó en radio ADN que el senador Montes o incluso el respaldo de Ricardo Lagos Weber al proyecto “muestran que aquí hay un tema político, no sólo financiero, y los economistas en sus análisis nunca ponderan el tema social, que para mi es muy importante”.

Pese a ello, reconoció que “los retiros no son la mejor vía, para nada, pero mientras no se llegue a un acuerdo rápido, potente, de cual va a ser el futuro de la previsión en Chile, pasa lo siguiente: el 20% de las personas en la calle quieren sacar su plata porque dicen que Gabriel Boric y el 80% dicen que la quieren porque las AFP se las van a gastar. Cuando hay un sistema, en que nadie confía en él, ese sistema está fracasado”.

Según comentó, si este cuarto retiro no se aprueba en la comisión mixta, “puede generar violencia”, y argumentó que en su razonamiento los análisis técnicos no se deben separar de lo social. “El problema no pasa por los retiros, sino que pasa por una actividad rápida de llegar a un acuerdo de cuál es el sistema de pensiones; el Gobierno ha puesto puros parches (…) no funciona una economía que no tenga paz social”.

/psg