El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, Hans Kluge, advirtió este martes que el continente afronta un “invierno duro” debido al repunte del covid-19 y reiteró que la región está en el “epicentro” de la pandemia.

Kluge participó en la apertura del 44° Congreso Mundial de Hospitales en la ciudad española de Barcelona.

En su intervención, Kluge subrayó que la región europea de la OMS -que incluye a 53 países de Europa y Asia central, entre ellos Rusia y varias repúblicas ex soviéticas- registró la semana pasada unos dos millones de nuevos casos y acumula cerca de 1,5 millones de muertos por el virus.

“Nuestra región es el epicentro de la pandemia, con un crecimiento de la transmisión, las hospitalizaciones y las muertes”, enfatizó, tras advertir que el continente afronta un “invierno duro”.

Al respecto, hizo un llamado a intensificar la vacunación, a la población en general pero especialmente entre el personal sanitario, para “mantener el virus a raya”, y apuntó que en hasta siete países de la región hay menos del 20 % de los sanitarios con la pauta completa.

“La vacunación extensiva y medidas preventivas son el único camino para aliviar el crecimiento de la presión en los hospitales y sistemas sanitarios”, recalcó.

El directivo de la OMS citó algunas “lecciones” aprendidas durante la pandemia, como la coordinación entre actores sanitarios e institucionales, el fortalecimiento de la atención primaria, la modernización de las instalaciones o el cuidado de la salud de los sanitarios, así como el incremento de efectivos o la digitalización, entre otras.

Países de la región están en la actualidad especialmente afectados por el covid-19, con una incidencia de coronavirus en Alemania en su nivel más alto desde que comenzó la pandemia y en Rusia récord de muertes por el virus con más de 1.200 fallecimientos en la última jornada.

/psg