El Presidente Sebastián Piñera insistió este martes en la necesidad de llegar a un acuerdo político que permita poner fin a la violencia y dar respuesta a las demandas expuestas durante la crisis social, asegurando que los desafíos del país son más grandes que las diferencias que persisten entre el Gobierno y la oposición.

Durante la promulgación del proyecto de modernización tributaria, el cual fue aprobado en el Congreso luego de un intenso proceso de diálogo y colaboración entre el Ejecutivo y los líderes de la centroizquierda, el Mandatario subrayó el espíritu de colaboración que evidenciaron todas las partes para concretar la iniciativa.

En ese contexto, y tras conocer las críticas que realizaron los partidos de la ex Concertación y el Frente Amplio a su idea de crear un acuerdo para condenar la violencia y defender la democracia, el jefe de Estado señaló que “quiero valorar y agradecer el gran trabajo del ministro Briones y la actitud de diálogo y colaboración que mostraron algunos sectores”.

“Chile necesita hoy más que nunca mantener vivo este espíritu de diálogo colaboración y acuerdos (…) Los desafíos que tenemos son demasiado grandes para caer en pequeñas diferencias”, enfatizó.

Ayer, la oposición reaccionó al llamado hecho por el Presidente a alcanzar un acuerdo en marzo por la paz, la democracia y contra la violencia, enfatizando que eso es clave para asegurar el éxito del Plebiscito del 26 de abril.

En esa línea, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, coincidió en que “la mayoría ciudadana condena la violencia y así también lo han hecho todos los partidos y fuerzas de oposición” y también es que es responsabilidad del Gobierno “mantener el orden público y contener la violencia”.

Mientras que el presidente del Partido Socialista, senador Álvaro Elizalde, aseguró que “no se entiende el sentido de este llamado. Es el Gobierno el responsable de mantener el orden público. Por tanto, parece que el Presidente está buscando excusas para justificar que no está haciendo su trabajo.

/psg