La Audiencia Nacional ha paralizado la extradición de Hugo ‘El Pollo’ Carvajal a EEUU. Reunida en pleno esta misma mañana para subsanar un defecto de forma, los magistrados de la Sala de lo Penal han decidido pedir a Estados Unidos garantías sobre el trato que recibirá el ex responsable de la inteligencia venezolana una vez sea enviado al país norteamericano. Ahora, Washington tiene 45 días para responder.

La extradición del ex militar venezolano estaba prevista para el sábado pasado, 23 de octubre, pero un día antes la Audiencia Nacional la paralizó al detectarse un defecto de forma en el proceso.

Tal y como informó Infobae, a petición de la defensa de Carvajal, los magistrados de la Sección Tercera consideraron que el Pleno de la Sala no “cumplimentó un auto del propio Pleno”, requisito imprescindible para ejecutar la entrega.

El problema radicaba en que en un auto del 24 de enero de 2020 se desestimó un “incidente de nulidad de actuaciones” que, sin embargo, no se recogía en la parte dispositiva.

Eso llevó el viernes pasado a paralizar la extradición, cuando una avión de Estados Unidos ya estaba en Madrid para trasladarlo al país norteamericano.

Precisamente, los 20 magistrados reunidos en pleno hoy debían subsanar ese error y dar luz verde a la extradición. Sin embargo, en cumplimiento del Convenio de Derechos Humanos de la Unión Europea, la Sala ha decidido pedir a Estados Unidos garantías relativas a “derechos humanos” y a la posibilidad de recurso por parte de Hugo Carvajal a las acusaciones que planean sobre él. En cuanto al auto erróneo, al parecer no existió falló alguno: simplemente el auto estaba hecho pero no constaba que se hubiera notificado.

La abogada del ex jefe de inteligencia de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, María Dolores de Argüelles, ha explicado a Efe que se debe garantizar que ‘El Pollo’ Carvajal no será condenado a cadena perpetua, lo que es incompatible con el citado convenido de la UE. Además, entre otras garantías ha pedido que no reciba un trato vejatorio o que pueda mantener contacto con su familia lo que, en principio, sería incompatible con ser recluido en una cárcel de máxima seguridad.

‘El Pollo’ Carvajal aterrizó en España el 18 de marzo de 2019. En virtud de una orden internacional de busca y captura fue detenido y encarcelado. Estados Unidos lo acusa de narcotráfico, blanqueo de capitales y colaboración con las FARC (la guerrilla colombiana).

Fue entonces cuando pidió asilo político. El Gobierno se lo denegó en marzo de 2020. Sin embargo, Carvajal estaba ya en paradero desconocido. Durante meses estuvo ‘huido’, hasta que el pasado 9 de septiembre fue detenido en un piso de Madrid.

Su detención reactivó todo el proceso de extradición, pero entonces ‘El Pollo’ empezó a entregar documentos a la Justicia española en la que, entre otras cosas, se trataba de poner de relieve la presunta financiación ilegal de Podemos. Carvajal trataba de evitar a toda costa su extradición a Estados Unidos. Tal han sido sus movimientos, que la propia Audiencia Nacional, en un escrito conocido esta semana, ha defendido que el ex militar hizo un “uso fraudulento” de la figura de asilo.

Fuentes judiciales han explicado que una vez llegue la respuesta de Estados Unidos la Audiencia deberá analizarlas y valorar si se corresponden con lo que demandan. En caso contrario, la extradición podría no ejecutarse.

/psg