Esta tarde llegaron casi 20 terroristas armados a quemar el molino de mi familia, patrimonio histórico nacional de más de 100 años de antigüedad e ícono de Contulmo.
Allá viven mis abuelos y mi tío.

La balecera duró más de 40 min y si no fuera porque mi familia estaba preparada (con armas y planes de emergencia) ninguno habría sobrevivido.
Lamentablemente el primo de mi abuelo, que vive en la casa del frente, y uno de los trabajadores salieron a defenderlos, recibiendo balas en el cuerpo e incluso en el cráneo.
Quemaron el molino completo y dos autos.
Como familia estamos agotados por la situación en la Araucanía y queremos que se difunda lo más posible. Nos urge que la propuesta de constitución deje a la zona aún más vulnerable en temas de seguridad y nosotros las víctimas, estamos cada vez más indefensos.
Les agradecería si pudieran compartir, porque la situación en el sur ya es insostenible.

/gap