El presidente de Renovación Nacional (RN), Francisco Chahuán, y la diputada derechista Sofía Cid, aportaron esta tarde mayores antecedentes respecto del estado de salud de la parlamentaria Camila Flores, quien debió ser internada de urgencia en la Clínica Ciudad del Mar, en Viña del Mar, luego de sufrir una crisis por la perforación de la zona del intestino durante el parto de su bebé.

La salud de Flores, hasta hoy martes, era toda una incógnita y una gran preocupación para el mundo político, quienes desde diversos sectores se mantuvieron pendientes de nuevas informaciones respecto del estado de la congresista.

Información que llegó esta tarde de parte del dirigente gremial, quien aseguró junto a Cid que la diputada ya se encuentra fuera “de riesgo vital”.

El estado actual de Camila Flores

“Tuvo una dificultad posterior al parto (hace una semana), dada fundamentalmente por dos perforaciones intestinales presumiblemente, cuestión que va a tener que ser investigada para establecer las eventuales responsabilidades. Pero ha salido del riesgo vital”, contó Chahuán.

“Se cambió el equipo médico que inicialmente la intervino por uno distinto, y que da las garantías para que este proceso se lleve de debida forma”, agregó el senador.

Por su parte, la subjefa de la bancada de RN en la Cámara Baja, señaló que hasta el momento la diputada ha estado “reaccionando” positivamente “al tratamiento” realizado por los especialistas médicos desde que fuera internada en la clínica.

“Ella está reaccionando al tratamiento que le están haciendo en la clínica. Se han contactado conmigo la ministra de Salud, de la Mujer, y de Segpres, manifestando su preocupación y todo el apoyo que sea necesario para Camila y su familia. También lo ha hecho el Presidente Boric, eso se agradece y traspasa todos los colores políticos y las ideologías”, afirmó Cid.

Cabe recordar que fue la propia clínica Ciudad del Mar quien entregó este lunes los primeros informes respecto del delicado estado de salud de Flores.

“Fue sometida a una cesárea no programada en la madrugada del jueves 3 de noviembre, presentando posteriormente una complicación intestinal”, contaron.

Sin embargo, al notificar sobre la situación en el hemiciclo, la diputada María Luisa Cordero denunció que hubo “una mala práctica” y “violencia obstétrica”, acusando a la institución médica de haberle perforado “una zona del intestino durante la cesárea” a Flores.

/psg