La elección de la nueva mesa directiva de la Cámara de Diputadas y Diputados dividió a dos partidos políticos y generó gravísimas acusaciones en particular en representantes de la bancada del Partido de la Gente (PDG).

La elección del representante del Partido Liberal Vlado Mirosevic como presidente de la cámara baja la obtuvo el oficialismo gracias al respaldo de Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático, pero también gracias a votos de independientes y algunos sectores de la Democracia Cristiana (DC) y el PDG, partidos cuyos militantes votaron divididos.

La oposición levantó como candidato al democratacristiano Miguel Ángel Calisto, quien tuvo el respaldo de toda la derecha, pero solo parte de su propio partido y también parte del PDG, que en un momento también intentó tener un candidato propio.

El exdiputada de la bancada del Partido Republicano y actual miembro de la bancada del PDG, Gloria Naveillan fue una de las cuatro que votó por Calisto, y tras su derrota, aseguró que ministros del Gobierno de Gabriel Boric intervinieron en la elección y que incluso habrían prometido trabajos a familiares de los parlamentarios.

“El trabajo que hizo el Poder Ejecutivo, en manos de Ana Lya Uriarte y de otros ministros, de pirquinear votos, especialmente hoy, ofreciendo todo tipo de cosas para que las personas votaran por Vlado Mirosevic fue asqueroso”, acusó.

“Un poder tratando de meterse en las elecciones de otro poder, es algo que nunca se había visto de manera tan descarada. Acá se ofrecieron puestos en el gobierno para familiares de los diputados que votaron a favor de Mirosevic, se ofreció apoyo para terminar con problemas judiciales de algunos diputados”, añadió.

Los dardos iban dirigidos para Rubén Oyarzo, Francisco Pulgar y Karen Medina, los miembros del PDG que optaron por votar por Mirosevic. Precisamente Oyarzo salió a responderle a la exdiputada republicana.

“Yo no voy a aguantar ninguna mentira, venga de donde venga, así que por favor, no se metan con mi familia porque eso es falso. Mi señora trabaja en una agencia y la verdad es que creo que es una vergüenza lo que dijo la diputada Gloria Naveillan”, expresó visiblemente molesto.

“Que se metan con mi familia lo encuentro una bajeza, una cloaca lo que están haciendo. Es falso, totalmente falso y me parece una falta de respeto tremenda. Si tiene dudas, que lo aclare”, agregó.

/gap