Ya sea una u otra la opción que explique el maximalismo de la propuesta constitucional, el hecho es que el clima de campaña entre el Apruebo y el Rechazo ya comienza a tomar forma –para unos en forma demasiado anticipada, para otros con inquietante urgencia- y varios han salido a analizar el panorama que explica el clima actual. Lo dice por ejemplo Hugo Herrera, autor del libro: Razón, burta, revolucionaria, en una comentada columna esta semana en que apunta sus dardos a los convencionales. Según él, quienes como él cifraron sus esperanzas en que la Convención fuera un lugar de “encuentro amplio, fraternal, integrador y competente”, se equivocaron. “La CC se convirtió”, en cambio, “en un lugar de peculiaridades individuales” donde el tono lo pusieron los “payasos constituyentes”.

/Boletín semanal de Opinión de La Tercera Por Juan Paulo Iglesias

/gap