El fiscal nacional, Jorge Abbott, encabezó esta jornada la Mesa de Violencia Rural de la Macrozona Sur, en Temuco, actividad a la que concurrieron los fiscales regionales del Biobío, La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos, y que se da en medio del estado de excepción constitucional por la violencia.

De acuerdo al Ministerio Público, en el encuentro se analizaron causas de alta complejidad, para las cuales esperan contar con equipos policiales permanentes, especializados y con “experiencia mayor” que se radiquen en la zona.

“Estamos trabajando en coordinación (con las policías), pero nosotros esperaríamos tener equipos permanentes, particularmente, equipos con una especialización y experiencia mayor que tuvieran una radicación en estas regiones para abordar este fenómeno que es de la mayor gravedad que existe”, afirmó.

El jefe nacional de la fiscalía añadió: “La ciudadanía de estas regiones merece que tanto el Ministerio Público como las policias destinen a sus mejores funcionarios para abordar este tipo de investigaciones”.

Abbott también se refirió al estado de excepción constucional de emergencia que rige desde el 12 de ocrubre en cuatro provincias de la Macrozona Sur, específicamente en Arauco, Biobío, Cautín y Malleco, debido a la serie de ataques incendiarios a faenas forestales y camiones madereros, y que parlamentarios y la multigremial buscan extender a Los Ríos.

“El estado de excepción es una medida de orden público que no tiene relación con la labor que desarrolla el Ministerio Público”, afirmó, y explicó que “en el estado de excepción no se modifica en abosulto las facultades que tiene el Ministerio Público para actuar”.

“En consecuencia, es una decisión de carácter político que no nos corresponde comentar”, manifestó, al ser consultado al respecto en un punto de prensa.

/psg