Este sábado el Ministro de Salud, Jaime Mañalich prohibió el desembarque de dos cruceros en puertos chilenos, por prevención y cuidados para evitar propagación de coronavirus. Ambas naves se encuentran en cuarentena una en Puerto Chacabuco, Región de Aysen y la otra en el Puerto de Castro, en la isla de Chiloé.

La medida afecta a 1.295 personas, entre pasajeros y tripulantes que estaban a bordo de ambas naves.

El primero, el crucero noruego-estadounidense Azamara, comenzó su periplo el 9 de marzo en Ushuaia y está frente al Puerto de Chacabuco, en la Región de Aysén.

El crucero traslada a 675 pasajeros y 389 tripulantes, quienes actualmente están confinados a la nave tras presentar dos personas con síntomas.

“Se ha prohibido que esa embarcación (que tenía varios puertos en su recorrido en Chile) desembarque. La autoridad sanitaria ya está desplegada ahí, yendo al barco a tomar las muestras correspondientes de PSR, para coronavirus”, detalló Mañalich.

El segundo crucero corresponde al servicio de Silver Explorer, perteneciente a una empresa con base en Mónaco, que tiene en su interior a 111 pasajeros y 120 tripulantes. Actualmente está frente al Puerto de Castro, en la isla de Chiloé.

De esta nave desembarcó un pasajero de nacionalidad británica y 83 años de edad que, si bien está en buenas condiciones, según dijo el Ministro de Salud, dio positivo en el test de coronavirus.

“Se encuentra en buenas condiciones en el Hospital de Coyhaique, pero ha resultado positivo para coronavirus”, señaló.

/psg