Con molestia reaccionó Estefanía Gutiérrez a los cuestionamiento que surgieron en su contra tras el velorio y funeral de su hijo, el pequeño Tomás Bravo.

«Yo soy muy agradecida del cariño que me dan, pero me he dado cuenta que viene gente con muy buenas intenciones y otras aparentemente con buenas pero al final con mala intenciones», aseguró.

En particular, la joven apuntó a la viralización de una imagen que la mostraría durmiendo en el velorio de su hijo. «Supe que anda circulando una foto donde yo dormía en el velorio de mi hijo, algo que traspasa toda falta de respeto hacia mí, mi hijo e intimidad en un momento doloroso», indicó.

«Entiendan que a mí no me interesa lo que piensan de mí, si me ven llorar o no, si duermo o no. A mí me importa lo que mi bebé sabe cómo fui yo como madre», añadió.

«Solo acepto cariño honesto»

A través de redes sociales, Estefanía recalcó que «yo soy muy dulce y agradecida, pero cuando me molesta algo soy muy frontal. Si van a venir a buscar información o a ver si lloro, río o con mala intención, mejor no vengan».

«Yo solo acepto el cariño honesto y de corazón. Gracias!», cerró.

Cabe recordar que el funeral del niño se realizó el pasado sábado. Hasta el cementerio de Arauco llegaron diversas personas, quienes acompañaron a la familia con globos y disfraces.

/gap