El candidato presidencial independiente por Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, presentó sus ideas ante el Encuentro Nacional de la Empresa (Enade 2021) que se desarrolló este jueves, y lo hizo apelando a las profundas transformaciones que, a su juicio, necesita el país. Esto, a través de una fotografía que mostró ante la audiencia y en en la mostró un frondoso bosque.

“Estamos acostumbrados a decir una vieja frase: los árboles no dejan ver el bosque. Pero el problema que tenemos en Chile en estas elecciones es exactamente al revés: es que el bosque no deja ver los árboles. Y estamos todos preocupados del bosque que estamos viendo: o es la violencia y detener la paz, o los cambios sin importar cómo se realicen. No es verdad. Ese no es el dilema de Chile. El dilema es que no hemos tenido la capacidad de describir los árboles que están encima”, explicó Sichel.

Y sostuvo que esta “es la elección más importante del Siglo XXI”. En la cual “nos jugamos no sólo la democracia contra la violencia, sino también contra el populismo”, según señaló, y enfatizó en la necesidad de “liderazgos extraordinarios en tiempos extraordinarios”.

En esta línea, el candidato destacó a figuras como Patricio Aylwin, Juan Gómez Millas y José Manuel Balmaceda. Todos quienes, a juicio del candidato, son demócratas que siempre buscaron “avanzar y hacer cosas mejores para Chile”.

Y afirmó que “el problema no es la violencia ni la revolución, sino hacer cambios en paz para ver los árboles y saber cómo mejorar nuestro propio futuro”. De manera que “no basta el orden ni la seguridad para terminar con la violencia. Hay que reconocer que el Estado de Derecho se respeta, la violencia se persigue y no se indulta”, afirmó.

De hecho, al ser consultado por el histórico conflicto entre el Estado y el pueblo Mapuche, el exministro de Desarrollo Social se mostró abierto a seguir las recomendación de la Comisión Vargas respecto de la compra de terrenos, además de fomentar el desarrollo de la región, una zona franca mapuche, y del reconocimiento político de los pueblos al interior del Congreso.

Asimismo, el presidencial afirmó que en el caso de ser electo durante el próximo 21 de noviembre, “va a haber un Estado presente”. Y sostuvo que la “seguridad implica reconocer la tolerancia y respeto a la diversidad de un país”, por lo que “retroceder en la libertades de un país diverso es sacrificar el futuro”, y llamó a defender orientación sexual, apuntando de manera indirecta al programa del candidato conservador José Antonio Kast.

Y esa no fue la única crítica a uno de sus contendores, ya que además tachó de imposible la propuesta de Gabriel Boric en cuanto a subir un 40% la carga tributaria sin “espantar” a los inversionistas.

Por otro lado y respecto de “las buenas prácticas medioambientales”, Sichel comentó que entre sus propuestas destacan el fuerte fomento a la economía circular desde el emprendimiento, el avance en reciclaje orgánico, y en impuestos verdes. Por último, el candidato invitó a los asistentes a Enade a comprometer recursos públicos y privados en post de avanzar en reformas sustentables. E hizo un llamado a construir un gobierno de unidad y no polarizar la política, a “confiar en Chile y sus personas”, y a “entender que la mayoría quiere cambios sin violencia”, según explicó.

/psg