Los precios del cobre continuaron derrumbándose este miércoles en medio de una ola generalizada de aversión al riesgo en los mercados ante la rápida expansión de la epidemia del coronavirus que erosionaba el desempeño económico global.

La cotización al contado del metal cayó 6,62% a US$2,20470 la libra en la Bolsa de Metales de Londres registrando su menor nivel desde octubre de 2016 y su mayor caída desde diciembre de 2008, cuando el mundo vivía las consecuencias de las crisis subprime.

En tanto las cotizaciones a tres meses se desplomaban 5,65% a US$4.853,50 por tonelada.

En el mercado se esperaba que la tendencia a la baja se mantenga en el corto plazo. “Al comienzo del año, se esperaba que el mercado del cobre estaría equilibrado. Eso ha cambiado”, dijo un operador de fondos a Reuters.

“Vamos a ver superávits significativos ahora, los precios deben caer para que las mineras recorten producción. Es la única forma de lograr equilibrio en el mercado”, añadió.

La crisis por la propagación del coronavirus ha impactado especialmente a la economía china, el mayor consumidor mundial de metales.

/psg