El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, ha anunciado este lunes una inyección de 147.300 millones de reales (unos US$29.919 millones) en un plazo de tres meses para suavizar el impacto del coronavirus en la economía brasileña.

La mayoría de este capital servirá para garantizar líneas de crédito y anticipar gastos y no comprometerá el equilibrio de los presupuestos generales públicos, según recoge la agencia de noticias oficial, Agência Brasil.

Así, hasta 83.400 millones (US$16.940 millones) serán para acciones dirigidas a la población más vulnerable, 59.400 (US$12.065 millones) serán para sostener empleos y 4.500 (US$914 millones), para el combate directo contra la pandemia. “Vamos a cuidar a los más ancianos”, ha subrayado Guedes.

Además, ha defendido la necesidad de impulsar con mayor ahínco el programa de reformas, que incluye la descentralización para estados y municipios o la privatización de Eletrobras, que esperan reporte 16.000 millones (US$3.249 millones) al Gobierno este mismo año.

/gap