El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA está celebrando su 32º cumpleaños con una impresionante mirada a una colección inusual de cinco galaxias muy unidas, llamada Grupo Compacto 40 de Hickson. Esta instantánea refleja un momento especial en sus vidas cuando se unen antes de fusionarse.

Esta colección incluye tres galaxias en forma de espiral, una galaxia elíptica y una galaxia lenticular (como una lente). De alguna manera, estas diferentes galaxias se han cruzado para crear una muestra de galaxias excepcionalmente poblada y ecléctica.

Atrapado en una pausada danza gravitacional, todo el grupo está tan lleno que podría caber en una región del espacio que tiene menos del doble del diámetro del disco estelar de nuestra Vía Láctea.

Aunque tales agrupaciones de galaxias se pueden encontrar en el corazón de enormes cúmulos de galaxias, estas galaxias están notablemente aisladas en su propia pequeña porción del Universo, en la dirección de la constelación de Hidra.

Una posibilidad es que haya mucha materia oscura (una forma de materia invisible y poco conocida) asociada con estas galaxias. Si se acercan, la materia oscura puede formar una gran nube dentro de la cual orbitan las galaxias. A medida que las galaxias atraviesan la materia oscura, sienten una fuerza de fricción que resulta de sus efectos gravitacionales. Esto ralentiza su movimiento y hace que las galaxias pierdan energía, por lo que caen juntas. Por lo tanto, esta instantánea capta a las galaxias en un momento muy especial de sus vidas. En aproximadamente mil millones de años, eventualmente colisionarán y se fusionarán para formar una única galaxia elíptica gigante.

Los astrónomos han estudiado este grupo compacto de galaxias no solo en luz visible, sino también en longitudes de onda de radio, infrarrojo y rayos X. Casi todas las galaxias tienen una fuente de radio compacta en su núcleo, lo que podría ser evidencia de la presencia de un agujero negro supermasivo. Las observaciones de rayos X muestran que las galaxias han estado interactuando gravitacionalmente, como lo demuestra la presencia de una gran cantidad de gas caliente entre ellas. Las observaciones infrarrojas revelan pistas sobre la tasa de formación de nuevas estrellas.

Aunque se han catalogado más de 100 de estos grupos compactos de galaxias en estudios del cielo que se remontan a varias décadas, el Grupo Compacto 40 de Hickson es uno de los más densamente poblados. Las observaciones sugieren que estos grupos compactos pueden haber sido más abundantes en el Universo primitivo y proporcionaron combustible para alimentar los agujeros negros, conocidos como cuásares, cuya luz del material inflado sobrecalentado resplandecía en el espacio.

/psg