La economía chilena se expandió con fuerza 6,4% en marzo de este año -en comparación al mismo mes del año pasado-, informó este lunes el Banco Central.

El ente rector publicó esta mañana el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) correspondiente al tercer mes de 2021, dando cuenta del mayor crecimiento de la actividad local desde abril de 2018 (6,4%), debido a la baja base de comparación.

El dato se posicionó por encima de los estimado por el mercado, cuyas proyecciones más optimistas apuntaban a un alza de 5,5%.

El Imacec no arrojaba un dato positivo desde noviembre del año pasado, cuando presentó un alza de 1%, siendo el único crecimiento registrado desde que el coronavirus se instaló en el país en marzo de 2020.

Por otra parte, en términos desestacionalizados, el Imacec disminuyó 1,6% respecto al mes precedente -considerando que en marzo comenzaron a aplicarse medidas sanitarias más estrictas-, y aumentó 5% en doce meses. El mes registró un día hábil más que marzo de 2020.

Con esto, el Imacec presentó su caída mensual más pronunciada desde mayo de 2020 (-3,3%) -en medio del peak de la pandemia- , y su primera disminución desestacionalizada desde octubre de ese mismo año (-0,3%).

Según el Banco Central, todos los componentes del Imacec crecieron en marzo, destacando las contribuciones de las actividades de servicios y el comercio. “Este resultado se explicó, en parte, por la menor base de comparación de marzo del año anterior, período que marcó el inicio de la emergencia sanitaria asociada al covid-19”, recalcó en un comunicado.

“En tanto, la caída el Imacec desestacionalizado fue explicada por el desempeño de los servicios”, agregó.

Análisis del Imacec por actividad

De acuerdo con el análisis por actividad, la producción de bienes creció 2,3%, explicado por el desempeño de la industria manufacturera (7,7%), y, en menor medida, por el alza de la minería y el resto de bienes, que subieron 1,7% y 1,3%, respectivamente.

En comparación con febrero de este año, la producción de bienes aumentó 1%. “Este resultado fue determinado por el aumento de la minería y del resto de bienes, efecto que fue parcialmente compensado por la caída de la industria manufacturera”, afirmó el Central.

En cuanto al comercio, este presentó un incrementó de 20% en doce meses, impulsado por las ventas mayoristas y minoristas. En menor medida, el comercio automotor también contribuyó.

“En términos desestacionalizados, el comercio mostró una caída de 1,3% respecto del mismo mes precedente”, acotó el documento.

Mientras que los servicios crecieron 5,1%, debido principalmente al desempeño de los servicios personales, en particular de salud. En menor medida, también se registraron crecimientos en transportes, comunicaciones y servicios de información, y restaurantes y hoteles.

En tanto, las cifras desestacionalizadas muestran una caída de 3,6% respecto del mes anterior.

/psg